Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Guatemala en Wall Street
Por Édgar Balsells - Guatemala, 27 de agosto de 2005

En el frío de aquella calle no caben los lloriqueos de países pobres.

Unidos fortuita y temporalment e , por necesidad, más que por convicción, los líderes políticos y de negocios centroamericanos, emprenden de nuevo una desleal competencia por coquetear con la ansiada inversión extranjera y situarse en un buen sitial de aprobación de instancias globalizadas como el Fondo Monetario Internacional, la Organización Mundial del Comercio, y la sacrosanta capital de los negocios, del bajo Manhattan: Wall Street. Las recientes noticias y opiniones de los negocios en el medio, aluden que no es justo que seamos objeto de una calificación riesgo país más baja que El Salvador y Costa Rica, y que ello debe ser subsanado por medio de persuasión y diplomacia hacia la comunidad financiera, y especialmente hacia las grandes calificadoras mundiales de Wall Street que, como Moddy's y Standard & Poors, están incorporando hoy en día elementos adicionales a las tradicionales calificaciones basadas en indicadores cajoneros como el déficit fiscal y las reservas monetarias internacionales, que constituyen el orgullo de nuestros economistas más influyentes.

Me pregunto yo si en el frío y nada solidario ambiente wallstreetiano, términos como “ justicia” y “persuasión de países pobres” tienen un papel sensibilizador. El mundo de los negocios es eso: simplemente negocios y beneficios dinerarios, y tanto en Wall Street como en las más recientes encuestas a nuestros conciudadanos, es de notar la advertencia y el mensaje que obliga a un cambio de rumbo económico, buscando mejoras en el empleo y los salarios. Los guatemaltecos, en su mayoría, sentimos en carne propia el azote de la inflación, los abusos al consumidor y el imperio de la fórmula NOHA en el medio: no hay alternativa nos dicen. La tan trillada “Estabilidad Macroeconómica” ha pasado a ser parte del consenso básico de la profesión. Todos los que nos ocupamos de estos temas estamos más que claros que la misma es una condición necesaria, pero no suficiente, para entrar en el selecto, y cada vez más elitista grupo de los grandes ganadores de la globalización.

Se están incorporando en la terminología, y en las calificaciones de riesgo una serie de preocupaciones nuevas que incluyen temas de seguridad, institucionales, sociales, culturales y ambientales que obligan a los líderes económicos y políticos a no caminar tan sólo con las trilladas recetas de catecismo que piensan que basta con el férreo control monetario, a toda costa, para optar por el camino del ansiado desarrollo. Es urgente que los más prominentes hombres de negocios guatemaltecos, incluidos por supuesto los que promueven estos esfuerzos de “lobby wallstreetiano”, visualicen que la única solución para que los de afuera nos vean mejor está en nuestras manos, y en nuestras mentalidades, y que ello tan sólo puede hacerse promoviendo un modelo de desarrollo incluyente, participativo, inteligente, creativo y con visión de largo plazo, buscando la ansiada reactivación económica, y poniendo como primera prioridad al empleo y el impulso del capital productivo.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.