Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El vital diálogo centroamericano
Por Édgar Balsells - Guatemala, 21 de octubre de 2005

Es la única alternativa para tener protagonismo.

Gracias a una invitación de la prestigiosa Fundación alemana Friedrich Ebert, asistí al evento desarrollado en Tegucigalpa, durante los días 17 y 18 de octubre, relacionado con la inversión social y el desarrollo competitivo en la región. El evento incluyó la participación de sindicalistas, empresarios, periodistas, académicos y miembros de las sociedades civiles centroamericanas, así como conferenciantes de alto nivel de Argentina, Uruguay y Perú.

Muchas cosas salieron a relucir, pues además Honduras se encuentra en plena efervescencia política, en los umbrales de un nuevo proceso eleccionario, que demarca una vez más la alta rivalidad entre conservadores y liberales. Sin embargo, sea con conservadores o liberales debo confesar que Honduras es el país de la región en donde yo personalmente mejor me siento como “centroamericano”. Su gente es sencilla franca y abierta, y mantienen, por tradición histórica, un alto principio de que la Patria Grande debiera edificarse de nuevo. Pienso que Honduras debiera ser la sede natural de toda nuestra institucionalidad centroamericana, tan manoseada por intereses sectoriales, burocráticos y por supuesto políticos.

El entorno era entonces favorable para las grandes reflexiones de un evento que, contando con gente de la Fundación Ebert, reflexionara sobre temas como el Nuevo Estado Social, los grandes problemas de nuestro tiempo, y cómo la región latinoamericana debiera enfrentar una globalización de nuevo cuño: una globalización inclusiva, con empleos decentes, desarrollo productivo y verdaderos empresarios, de esos que innovan, que empujan hacia delante.

Como parte interesante de las conclusiones, los representantes de la poderosa Asociación Nacional de industriales, enfatizaron en un tema de moda como es el de la Responsabilidad Social de la Empresa y sobre la necesidad de actuar con transparencia frente a los grandes desafíos de la región, buscando además, el diálogo con todos los sectores ciudadanos. Por su parte, propuestas de avanzada, como las provenientes del sindicalismo uruguayo, enfatizan en temas como las cadenas productivas, el impulso al empresariado innovador, a la educación formal y no formal y a una serie de temas que nos enseñan a “No tener miedo a la globalización”, sino aprovecharla.

Mi colega peruano Enrique Cornejo abrió el tema de la importancia del Grupo de Integración Andino, para hacerle frente a la competitividad, a lo que se le unieron los representantes del Mercosur, siendo además que los centroamericanos no podíamos quedarnos atrás, y enfatizamos en el tema que la integración regional es un imperativo lógico, frente a los grandes poderes que se vienen configurando en el orbe.

Imagínese usted: ni siquiera países como Brasil, Argentina o México son significativos en estos momentos, en donde los protagonistas son: Estados Unidos, China Continental, Japón y Europa. De América Latina tan sólo se habla bien como región proveedora de materias primas. Si ello es así, poquísima viabilidad tendrían los países centroamericanos, solos, desparramados, por un mundo de grandes mercados, de grandes exigencias tecnológicas y de inversiones millonarias. Es así como el sueño de Morazán, Bolívar y San Martín debe actualizarse de manera urgente: es la única alternativa que tenemos los latinoamericanos para poder tener un nuevo protagonismo.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.