Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La pobreza: ¿un tabú?
Por Édgar Balsells - Guatemala, 13 de octubre de 2007

Cinco de cada diez se encuentran en situación de pobreza.

Si uno lee las columnas de prensa, los reportajes y los comentarios de los talk radio, programas televisivos y demás expresiones de los medios, puede darse cuenta fácilmente que la pobreza pareciera ser un tema de conciliábulos tecnocráticos, y un quehacer frío de análisis de cifras. Y en las pocas propuestas que se oyen, se apela a la entelequia del clima de inversiones y a la invitación abierta a la inversión extranjera como panaceas para abatirla. Incluso, algunos columnistas rematan la visión decimonónica que la diferencia entre ricos y pobres “es irrelevante”, y que no importa que seamos un país desigual.

La encuesta ENCOVI más reciente nos muestra que cinco de cada diez guatemaltecos se encuentra en situación de pobreza general. Y lo que es más grave aún: la pobreza extrema no ha bajado un ápice, con la gran vergüenza que en la productiva zona atlántica y en las regiones donde se están llevando a cabo redituables actividades nada ortodoxas, que se contabilizan oficialmente como “remesas familiares”, la pobreza incluso ha aumentado. Además, y lo que es sorprendente: en el productivísimo, según nuestro esquema de “modelos de desarrollo local exitoso”, en el departamento de Chimaltenango, la pobreza ha aumentado, pareciendo ser que nuestro desarrollo social se mueve bajo enclaves microrregionales exitosos, que conviven al lado del pobrerío, como ha sido tan común en Izabal y Escuintla. La Encovi reporta que en Chimaltenango, la pobreza agobia al 60 por ciento de las familias, e incluso la pobreza extrema acecha a una quinta parte de su población: ¡a escasos 50 kilómetros de la ciudad capital!.

Debe actuarse inmediatamente en diversas áreas y desde perspectivas públicas y privadas. Los alcaldes de los municipios más afectados tienen, por ejemplo, una labor titánica por enfrentar, siendo que el conocido “aporte constitucional a las municipalidades”, debiera ser reorientado tal y como reza una iniciativa de la Comisión de Asuntos Municipales del Congreso.

El denominado costo para superar la brecha de pobreza, indicador que permite otorgarle un valor monetario al esfuerzo para sacar al pobrerío, e incorporarlo a una vida activa medianamente moderna, está subiendo incesantemente, al ritmo de la inflación. ¿Soluciones?, abundan con ejemplos por toda la América Latina, sin embargo, en nuestro medio las seguiremos oyendo, paradójicamente, tan sólo en hoteles de cinco estrellas, pues la opinión pública y los medios están con la atención en otros menesteres. Para muchos, la pobreza es un tabú, y estarán, como esperando a Godot, las panaceas del espontáneo “orden natural” y las migajas del rebalse de los frutos del crecimiento.

En un tiempo en el que las amenazas son cada vez mayores, donde el sufrimiento humano se extiende, es estimulante saber que mujeres responsables, capaces y honestas llegan a puestos de decisión, con la intención de transformar este mundo por uno mejor. Son como faros que iluminan en la noche.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.