Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

El Informe final de la segunda misión indígena de observación electoral 2003
Por Eduardo Blandón - Guatemala, 30 de agosto de 2004

Resulta novedoso y muy interesante el documento titulado "Informe final de la segunda misión indígena de observación electoral 2003" que en 157 páginas recoge las principales observaciones de las pasadas elecciones guatemaltecas.

Según el documento, la segunda misión indígena de observación electoral se realizó bajo la responsabilidad ejecutiva y la convocatoria del Organismo Indígena Naleb y con la participación del Consejo de Organizaciones Mayas de Guatemala (COMG), la Asociación Política de mujeres Mayas Moloj y la Coordinadora Nacional de Viudas de Guatemala (CONAVIGUA). Los propósitos planteados consistían en "verificar el cumplimiento de la Ley Electoral y de Partidos Políticos y observar el cumplimiento de los derechos específicos de los pueblos indígenas".

Para cumplir con esas tareas en los meses previos a las elecciones se conformaron grupos de observadores principalmente de mujeres e indígenas, aunque también se permitieron espacios para otros grupos. La idea, dice el documento, era "crear un espacio de trabajo incluyente... un equipo intercultural" disperso a lo largo y ancho del país.

La naturaleza del estudio presentado es más una especie de recuento del trabajo realizado en esas fechas: la observación en los departamentos, los recorridos itinerantes a los pueblos, el seguimiento de los acontecimientos a través del contacto con otros observadores y el trabajo conjunto al Tribunal Supremo Electoral. Sin embargo, y esto es sumamente enriquecedor, hay también un análisis del trabajo realizado por los Medios de Comunicación Social, la propuesta de los partidos políticos y sus planes de gobierno y una reflexión sobre la participación de la mujer en el proceso electoral.

En la conclusión el estudio presenta una crítica al proceso electoral. La primera afirma que el tema de los pueblos indígenas fue abordado de forma superficial y limitada dentro del proceso de elecciones. Asimismo, se hace una crítica a los partidos políticos al seguir manteniendo preceptos y prácticas que limitan y excluyen la participación activa de la población indígena del país. Hay un lamento por la falta de transparencia en el financiamiento a las organizaciones políticas y, finalmente, en el ámbito operativo, se dice, que se mantuvieron prácticas que facilitan la manipulación del voto y la limitación de su ejercicio. Entre los aspectos positivos, sólo se felicita la madurez política de la población "al emitir un voto cruzado".

Llama la atención algunas de las recomendaciones que el documento hace a diversas instituciones. A los Medios de Comunicación Social, les invita a "no tomar partido por ninguna bandera política" y a "ser más equitativos en cuanto a tarifas y espacios publicitarios". Al Tribunal Supremo Electoral les pide "promover la participación ciudadana y a la vez la inclusión de los sectores marginados" y garantizar la representación multiétnica en las Juntas Electorales y en las Juntas Receptoras de Votos. Y a los partidos políticos se les ruega abstenerse de campañas multimillonarias que ofenden la pobreza del pueblo y no buscar el voto a través de la compra de voluntades.

Una vez más quiero repetir que el documento es muy interesante y, según la opinión de versados en el tema, es único en su especie en virtud de que el Tribunal Supremo Electoral no suele tener documentos sistematizados sobre el proceso de elecciones, menos que provenga del sector civil e indígena.

Felicitaciones a Naleb y especialmente a quien estuvo atrás de la publicación del documento: Mario Rivero Nájera.

Tomado de Diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.