Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

De los dos no se hace uno
Por Eduardo Blandón - Guatemala, 4 de octubre de 2004

No pude ver el debate entre John F. Kerry y George W. Bush, pero al leerlo en un suplemento especial que sacó "Le Monde" supe que fue muy cortés, un poco aburrido y absolutamente monotemático.

He dicho que el debate fue cortés porque no se faltaron al respeto, se portaron caballeros y las sonrisas fueron abundantes. Al contrario de la discusión callejera, los adversarios se chulearon, echaron flores a sus respectivas familias y se felicitaron mutuamente por la labor realizada en el campo político. Sin duda sus estrategas prefieren más la amabilidad, el respeto y la sonrisa que la ira, la insolencia y el gesto adusto. Esto atrae más a los electores.

Si uno lee solamente el texto, como yo lo hice, no se puede comprender por qué los electores creen que Kerry fue mejor que Bush. Kerry se la pasó criticando todo el tiempo a Bush (como se esperaba), pero no ofreció nada extraordinario, sus ideas fueron las mismas y su postura siguió igual. Ergo: ¿cuál fue lo novedoso? ¿En cómo lo dijo? Es muy probable.

En donde creo que Bush perdió con el electorado fue al insistir todo el tiempo en que él "está haciendo todo lo posible", ha tenido que "tomar decisiones difíciles", que "no es fácil tomar las mejores decisiones". Con esto se mostró, posiblemente, como un presidente (como sostiene Kerry) sin planes, temeroso, indeciso y hasta tonto. Esto no le hizo ningún favor.

El debate fue un poco aburrido porque los candidatos fueron y repitieron las mismas ideas que desde meses se han repetido. Que Kerry no tiene principios y cambia de ideas a cada momento. Que es incapaz de ser un buen jefe de las fuerzas armadas y que apenas tiene conocimiento de lo que sucede en la nación. "Con Kerry el país no llegará a ningún lado", insinúa Bush.

Por el otro lado, Kerry sostiene que Bush le mintió a la nación, es un presidente incapaz, arrogante, caprichoso y con muchos intereses sobre Irak. Apenas hace caso a sus consejeros, improvisa y es el responsable -por sus malas políticas- de la muerte de muchos soldados norteamericanos. Su capricho es tal que, dice Kerry, que prefirió invadir Irak solo, sin el concierto de las naciones ni la venia de la ONU.

Esas son las ideas principales "grosso modo". Fue un debate, por aparte, monotemático. No se habló de educación, salud, seguridad u otro tema. Todo se centró sobre Irak y de refilón el problema de la proliferación de armas de destrucción masiva.

Después del debate uno se podría preguntar sobre la diferencia entre ambos y la verdad es que, como muchos sostienen, no se ve ninguna. Peor aún, cuando Kerry se declara admirador de Reagan. ¿Qué va a suceder? ¿Quién va a ganar las elecciones? Hasta ahora no se sabe, pero si algo es seguro es que poco va a significar para Guatemala. Podemos estar tranquilos porque ni aun de los dos se hace uno.

Tomado de Diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.