Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Indemnización y aumento de sueldo: acción que da risa y a la vez enojo.
Por Efrén Diego Domingo - Guatemala, 7 de diciembre de 2007
efrendiego2007@hotmail.com

El martes 27 de noviembre, los muy inteligentes diputados aprobaron las reformas a la Ley del Servicio Civil de ese organismo con el que se concedieron autoritariamente nuevas prestaciones como indemnización y aumento de sueldos.

Ante esta acción de los diputados, las reacciones de la sufrida población guatemalteca no tardaron en surgir, ya el jueves 29 de noviembre, el 98% de los lectores de Prensa Libre rechazaron contundentemente esta pretensión equivocada de los señores diputados.

Para quitarse el martillazo en la misma prensa libre 01/12/07, página 3, la Junta Directiva y los jefes de los bloques reconocieron que hubo errores en el procedimiento de aprobación de las reformas de la Ley del Servicio Civil del organismo donde dicen laborar para justificar la gran cantidad de sueldo que reciben.

Ahora la pregunta ¿Será que cometieron un error por mera equivocación o un error bien premeditado para después hacerse los locos e imputar posteriormente el error a un solo diputado por haber propuesto una moción privilegiada que los llevó a discutir y aprobar de urgencia nacional las reformas a la ley?

Ante esto que dicen un error, esperan que los técnicos les digan qué procedimientos van a seguir para derogar el Decreto en la primera sesión que dicen celebrar este diciembre. ¿Verdadera ignorancia de procedimientos de aprobación de leyes, o acción justificada para gastar más dinero por gusto beneficiándose mutuamente? ¿Dónde estaban los técnicos ese día? ¿A caso que sin técnicos no pueden legislar por cuenta propia? ¿Con qué profesionalismo llegan entonces al organismo legislador? ¿Acaso que no es necesario saber algo acerca de introducción al estudio del derecho, lógica jurídica, criminología, sociología, antropología, derecho constitucional, derecho internacional, técnica legislativa, política criminal democrática, derecho indígena y otros conocimientos necesarios para legislar en pro del bien común?

En este caso, tendrían apoyo los señores diputados en relación al aumento de sueldo si demostraran con eficacia y eficiencia al pueblo guatemalteco acerca de ¿Qué es lo que han hecho para aumentar el sueldo de la gente verdaderamente trabajadora que se levanta temprano, duerme tarde, que gana poco y no le alcanza ni para la comida? ¿Qué han hecho frente a tantos asesinatos de mujeres inocentes, impunidad, debilidad del sistema judicial, conflictos agrarios, laborales, el problema de los hospitales, destrucción ambiental, situación de los enfermos de VIH, migración, deportaciones, educación bilingüe indígena, violación a los derechos colectivos de los pueblos indígenas, desempleo, racismo y discriminación, demandas del magisterio, el transporte colectivo, etc.?

Así como son de buenos para autobeneficiarse con el carácter de urgencia nacional ¿Por qué no han hecho lo mismo para agilizar la aprobación del anteproyecto de Ley de Desarrollo Rural Integral que propone la Pastoral de la Tierra de la Diócesis de San Marcos, la Plataforma Agraria y Caritas Sverige, las reformas a la Ley de Minería y otras propuestas de leyes que se enfocan a beneficiar a las mayorías?

Sería saludable y los ciudadanos guatemaltecos los vamos a agradecer muchísimo si hicieran el bien de devolver a la caja el dinero de los impuestos que se gastan por gusto pues este dinero se necesita para mejorar los hospitales, la educación y otras de tantas necesidades sociales.

Y por último, no se les olvide señores diputados que ustedes se presentaron voluntariamente como candidatos a diputados para trabajar en el Congreso y nadie les obligó. Y si ustedes están ahí es para que sirvan al 99% de la población y no al revés, como sucede actualmente. Por ley se les delega a ustedes la responsabilidad de trabajar por el bien común y no hay mandato alguno de servirse de manera desproporcionado de los impuestos del pueblo.

Un ciudadano bien informado, es un ciudadano generador de opiniones.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.