Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¡¡¡No es cosa de Moda señores!!!
Por Eunice Díaz - Guatemala, 30 de noviembre de 2007

El 25 de noviembre es un día de reflexión, es el día en que se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, muchas organizaciones femeninas y en general, celebran este día con marchas en donde se denuncia la violencia que sufren las mujeres. Este día nació cuando las hermanas Mirabal fueron apresadas y después asesinadas a palos, en un cañaveral, a manos de esbirros de inteligencia militar en República Dominicana en 1960. ¿El motivo del asesinato? Luchar para acabar con la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, Presidente de “Mano dura” en funciones durante esa época.

El asesinato de las hermanas Mirabal es uno más de cientos que ocurren y han ocurrido comúnmente. Guatemala tiene el más alto índice de asesinatos de mujeres. ¡Sólo aventajado por Rusia en el mundo entero! Vaya, un título más, para nuestro país, pues todos sabemos que Guatemala destaca también por sus altos índices de pobreza, desnutrición, impunidad, entre otros.

Para darse cuenta qué tan grave es la violencia contra las mujeres, sólo se necesita abrir un periódico y observar las notas de féminas torturadas, violadas y asesinadas sin clemencia alguna. Tan difícil está el tiempo que ahora le llamamos “milagro” el llegar a casa sin haber sufrido algún tipo de abuso en la calle, el trabajo, en la universidad y hasta en nuestra propia casa.

Pero no sólo las noticias anuncian lo grave del problema. Esta semana, una zapatería decidió lanzar su colección de fin de año con una campaña publicitaria que inundó la ciudad con anuncios en los cuales aparecen cadáveres de mujeres, con lindos zapatos rojos, y remata con el eslogan, “Están de muerte”.

Al ver los anuncios, mi primera impresión fue de terror. ¿Cómo se puede atentar contra la dignidad de una persona de esta manera?

Hoy en día, ser asesinado es un riesgo latente en cualquier minuto. No está de moda, al igual que comprar zapatos. Qué campaña tan irracional; es un burla contra la sociedad y los familiares de mujeres asesinadas cada año. ¡Qué pena que el afán de hacer dinero pese más que la dignidad de nosotras las mujeres! ¿Cuánto valdrá nuestra vida para los creadores de esta campaña tan macabra? ¿Un par de zapatos? Nos quedará la duda.

Con tanto y tanto, es frustrante aún más, que cuando se denuncian estos hechos, las autoridades se limiten a decir que es normal o que las cosas suceden porque las mujeres lo provocan. ¡Qué absurdo! ¡Esa respuesta es la salida más fácil!

Pese a todo lo malo en contra de nosotras, las mujeres, es bueno que ahora existan organizaciones que alzan la voz, que denuncian, que critican, que defienden los Derechos que como seres humanos igual que todos, tenemos. Claro está, esto no es suficiente pero por lo menos es un gran paso.

¡ALTO a la violencia contra las mujeres! ¡Rechacemos campañas que lucran con el dolor ajeno!

Fuente: www.i-dem.org - Nueva Época número 1341


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.