Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Incertidumbre de 2006
Por Edgar Gutiérrez - Guatemala, 15 de diciembre de 2005

Este año no fue tan halagüeño.

La gente de negocios, según una encuesta reciente, espera 2006 con mayor confianza y optimismo de cómo encaró 2005. Este año, en efecto, no fue tan halagüeño. La inflación se disparó otra vez a dos dígitos. La inversión, privada y pública, estuvo por debajo de las expectativas, a pesar de que las exportaciones mostraron ímpetu, el crédito creció y las tasas de interés continuaron bajando. Pero el clima de negocios siguió enrarecido por la inseguridad pública, la debilidad del sistema de justicia y la imposición de un régimen continuado de corrupción, por encima de los buenos deseos de algunas autoridades. Además, Stan provocó millonarias pérdidas, daños a la infraestructura y golpeó el turismo.

No está claro en qué se basa la mejor expectativa empresarial para el año próximo. Quizá en el cálculo del Banco de Guatemala de que la economía seguirá creciendo por encima del 3 por ciento. O por la inminente entrada en vigor del TLC con EE.UU. O la puesta en marcha de dos megaproyectos –FTN y Anillo Periférico Metropolitano– de larga maduración. Podría ser que las dinámicas que despierten los eventos, además de la inversión pública para la reconstrucción, logren inyectar sinergias a las distintas ramas de la economía.

Pero así como hay oportunidades, también se asoman amenazas. La subida de los tipos de interés en Estados Unidos, no es una buena noticia, amén de la pérdida de vigor del comercio mundial. Podría ser que la moneda se revalúe un poco con la estabilización de las remesas y un aumento de las incautaciones de droga, pero el empleo y los precios (aunque mengüe el ritmo de este año) seguirán siendo factores críticos. La pérdida de cosechas por el Stan y otros fenómenos climáticos posteriores, pueden provocar un empeoramiento de los indicadores de pobreza y el aparecimiento de nuevos focos de hambruna. Entre marzo y abril a incidencia de esos factores podría abrir un escenario de emergencia social, si a lo anterior se suma la pérdida de unos 60 mil empleos de trabajadores estacionales guatemaltecos en el sur de México, también debido al Stan.

Esas no son buenas noticias para el cuadro de seguridad, pues la pobreza y la indigencia resultan caldos de cultivo para el narcotráfico y la delincuencia común. Tampoco es promisorio que el gobierno no registró avances notables en políticas públicas ni hubo una mejoría en el desempeño institucional, en un año llamado a ser el de las realizaciones. El Stan pudo haber sido una ocasión para el reposicionamiento gubernamental, pero todo indica que resultó lo contrario. Eso no da una buena base para 2006, que será un año preelectoral agitado, con un Congreso más inquieto y elecciones en todos los órganos contralores del Estado. Adicionalmente, el TLC implica ajustes sustantivos en la organización empresarial y el sometimiento a más altos estándares microeconómicos, y no sólo relativos al cumplimiento de disposiciones ambientales, laborales y de propiedad intelectual (que incluye transferencia tecnológica). Adicionalmente, la base legal de las empresas –la estructura de sociedades anónimas, las transferencias bancarias, etcétera– será sacudida por las presiones externas. Así las cosas, 2006 se asoma como un año de incertidumbre en el cambio.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.