Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Cuál transparencia?
Por Edgar Gutiérrez - Guatemala, 1 de octubre de 2007

Dice Eduardo Stein (La Hora 10/09/07) que el segundo logro más importante del Gobierno es la transparencia, porque “desde el primer mes de su administración el presidente Berger obligó a todas las instituciones del Ejecutivo a sujetarse a Guatecompras y a un sistema de entrega de cuentas públicas”. La transparencia no es un logro ni un fracaso, es la gran mentira del Gobierno.

Levantó expectativas que quedaron reducidas a una caza de brujas, porque no hizo las reformas en el sistema de contrataciones, presupuesto, servicio civil y formas discrecionales de ejecución, entre otras. Donde yo he preguntado encuentro casos. En Comunicaciones, el ministro se quedó con un 30 por ciento de comisiones en la adjudicación de carreteras, equivalentes a unos 200 kilómetros de asfalto y le dieron a su esposa la concesión para manejar el nuevo estacionamiento del aeropuerto.

En Gobernación hubo una gran estafa por alrededor de Q300 millones –incluyendo una donación extranjera– de compras declaradas que nunca se realizaron. Los fertilizantes se pagaron con sobreprecios que solo en 2004 fueron Q93 millones. Compraron semilla mejorada siete veces más cara que la que se conseguía en el mercado local. ¿Y qué decir del uso de información privilegiada para adquirir tierras en los alrededores de Champerico? ¿Y de las comisiones en la devolución del IVA? ¿Y del perdón de multas millonarias por incumplimientos de contratos? ¿Y de los contratos graciosamente concedidos a familiares y amigos de altos funcionarios?

No hablemos de las comisiones en el otorgamiento de licencias a las mineras, el contrabando de combustibles, el uso de franquicias para otros contrabandos, las licitaciones de hidroeléctricas. Y del salto de los funcionarios “con visión”, que ya no pedían comisiones sino participación accionaria.

(Ahí está la respuesta a por qué no viene inversión extranjera). O el negocio del ferrocarril: que el Estado pague las sanciones y que los funcionarios–empresarios, que ya controlan de hecho los puertos en el Caribe y el Pacífico, se queden con la vía férrea para convertirla en el mítico canal seco. O el negocio del níquel, que ya comentó en estas páginas Acisclo Valladares. Barato, en ese negocio el Estado perdió unos Q7 mil millones.

¿Transparencia en los fondos sociales, los fideicomisos, los contratos de administración y transferencias a intermediarios? Es el 40 por ciento del gasto del Gobierno central. Guatecompras ahí está pintada, igual que en la Presidencia y ministerios como Defensa Nacional, Finanzas Públicas y Economía, entre otros. ¿Cuál transparencia se presume?

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.