Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Mujeres, más que asesinatos
Por Edith González - Guatemala, 15 de julio de 2004

"Siete de cada diez muertes maternas son previsibles con adecuados servicios de salud reproductiva"

Alguien sabe cuántas mujeres han sido asesinadas en los últimos días. ¿A alguien le importa? Más allá de su familia.

Los noticieros de radio, y televisión informan y describen, la prensa escrita trasladan las imágenes de los cadáveres de las mujeres violadas, golpeadas y asesinadas.

Sus espíritus siguiendo las leyendas de principios del siglo pasado seguramente vagarán entre nosotros, rondándonos, esculcándonos y sobre todo, reclamándonos, nuestra indiferencia. Buscando a su asesino.

Esas almas de mujeres son las menos, y las más resignadas a permanecer entre nosotros con la idea de jamás se descubra quien les arrebató el derecho a la vida, porque las autoridades como siempre, están poco interesadas en conocer, especialmente si se trata de temas de mujeres.

Pero las que de plano vagarán en nuestra conciencia, incomodándonos son esas mujeres que murieron por causas relacionadas con complicaciones obstétricas, hemorragias e infecciones, especialmente ese 78% que pudo evitarse a través de diagnostico y tratamiento médico precoz, atención adecuada al embarazo y parto, saneamiento ambiental y acciones preventivas de fácil ejecución, pero de las que el Estado aún no se ocupa.

Esas mujeres que rogaron por el derecho de contar con servicios de salud en cantidad suficiente, de buena calidad y en el lugar apropiado para la atención de la salud reproductiva, incluyendo la planificación familiar y la atención de maternidad.

Pero ellas no fueron escuchadas. Ellas las que se hicieron cargo de la reproducción de la raza humana, las que debieron sufrir los nueve meses los dolores de la gestación de la vida para encarar la sobrevivencia, sin dignidad, pues les fue arrebatada cuando fueron abandonadas, dejadas solas, sin atención, sin servicios ni medicinas, y finalmente murieron clamando a su asesino por sus derechos por mayor presupuesto en salud.

Ellas están muertas, pero vivirán rasguñando la conciencia colectiva ante la indiferencia a su vida.

Tomado del diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.