Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¡El Thanksgiving Day...!
Por Ennio Solombrino P. - Guatemala, 25 de noviembre de 2004

Guatemala no tiene por qué celebrar este día.

La mesa elegantemente servida, la chimenea está prendida, las velas en la mesa están encendidas; la familia completa está reunida, todos lucen sus mejores atuendos para esa noche y el pavo es llevado a la mesa y así se celebra el gran día de ¡Thanksgiving day! Todos celebran con gran orgullo este día y este día es mucho más importante que cualquier otro, claro este cuadro que acabo de describir no sucede en los Steits, sucedió aquí, sí, aquí en Guatemala. Esto es una gran paja celebrar un acontecimiento sucedido entre los pieles rojas y los colonizadores en las tierras del Tío Sam. A cuenta de que familias 100 por ciento chapinas celebran en Guatemala un rollo en el que nada tenemos que pitar.

Es como que los gringos celebren el día de los muertos y se pegaron la gran atipujada de fiambre (seguro que no van a ser importadores de costumbres foráneas). Guatemala y su sociedad no tienen por qué celebrar ese día (excepto aquellos cuya descendencia sea gringa). Ah pero el jet set, los acomplejados, los agringados, los chapines, los imitadores, se reúnen ese día y celebran esa fiesta, como que si su árbol genealógico y descendencia de familia fuera de Plymouth. Qué ridículos se han de sentir al partir esa carne de pavo. Tratar de justificar tontamente que es un día de familia, me da risa (¿ya se fijó que su hijo lleva arete?). Esa fiesta pertenece a los gringos, allá en USA, en EE.UU. No tratemos de ser igualados. Guatemala no tiene identidad, queremos vivir como gringos, somos copiones, queremos celebrar un patín que no es nuestro. Aquí es Guatemala, donde no tenemos identidad, donde nos importa un comino nuestras costumbres, donde nos sobra que seamos chapines, nuestros valores, nuestra identidad y tradiciones, son cambiados por rótulos en inglés y por costumbres importadas.

Dónde está ese orgullo y amor a esa tierra que les ha dado riqueza a los acomplejados que se sientan a comer pavo en Thanksgiving Day en Guatemala, no jodan, gente como la que celebra fiestas importadas nos están haciendo perder respeto a nuestra identidad, a nuestras bellas costumbres. Luego nos quejamos de que el folclor, que el himno, que el escudo (me refiero al símbolo patrio) no son respetados: ni modo si se celebran fiestas extranjeras y rollos que no son nuestros, qué podemos esperar.

Sólo dese un rol por los centros comerciales y notará el cachimbo de nombres en inglés de las boutiques, lo escribo así porque si escribo tienda o almacén ya la regué.

A cualquier fiesta o purrún al chile llegan los odiosos mariachis, celébrela con la marimba, mano, ya se lo llevó el río, pues le van a despedazar ¡que qué gacho! Todo este mercantilismo es aprovechado por los criadores e importadores de pavo, quienes lanzan un despliegue publicitario para engatusar a todos los indios, ladinos, mestizos guatemaltecos para celebrar una fiesta gringa llamada: ¡Thanksgivins Day!

Ahora, pues, siéntese con su familia, prenda las velas y parta el pavo, pero eso sí, cuando le dé la primera mordida y al tragárselo piense en lo ridículo de querer imitar a los gringos al celebrar una cena y costumbre gringa en un país en el que nada tenemos que ver con los colonizadores y los pieles rojas. ¡Buen provecho!

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.