Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Políticamente incorrecto
Por Eduardo Villatoro - Guatemala, 2 de abril de 2007

La semana anterior comentaba con un colega columnista cuyo nombre no estoy autorizado a mencionar -pero que no es de raíces anglosajonas, germánicas o escandinavas-, que en Guatemala los articulistas de pensamiento progresista podemos escribir críticas contra el presidente Óscar Berger, el alcalde Álvaro Arzú, la plutocracia, los militares, el Congreso, los presidenciables Álvaro Colom, Otto Pérez, Alejandro Giammattei, Harold Caballeros y otros que pasan inadvertidos, que en las actuales circunstancias políticas lo que podemos esperar es lo rutinario: que nos califiquen de populistas, fanáticos admiradores de Castro y de Chávez, o resentidos sociales.

Pero ¡Dios guarde! que se nos ocurriera lanzar críticas contra segmentados y sectarios grupos de izquierda, que de inmediato sus presuntos dirigentes nos llamarían lacayos al servicio del imperialismo, renegados, comprados por la oligarquía y sólo porque, en mi caso, no me pueden excomulgar de sus filas, sería purgado de inmediato.

En lo que respecta a la señora Rigoberta Menchú, especialmente, hasta hace pocos días era inimaginable que columnistas que repudiamos el neoliberalismo y las fría y deshumanizado economía de mercado ilimitado, tuviésemos la osadía de criticar a la otrora afable Premio Nobel de la Paz, porque sería un ataque al movimiento popular, a los grupos feministas, a las etnias mayas y a la propia madre tierra, además de ser políticamente incorrecto.

Sin embargo, han sido, precisamente, los participantes en la III Cumbre Continental de Pueblos y Nacionalidades Indígenas los que negaron su respaldo a la candidatura presidencial de la señora Menchú, quien prefirió viajar a Washington a otra cita con personalidades más importantes que estar al lado de los asistentes al encuentro de Iximché, como se supone que era lo menos que podía hacer, después de haberse olvidado de sus compatriotas de descendencia maya durante los últimos años y de haber permanecido ajena a todas las luchas y movimientos de reivindicación social, como lo ha señalado atinadamente Kike Wer, porque su interés se ha centrado en defender en el extranjero al gobierno empresarial del señor Berger.

A esa notoria ausencia se sumó la declinación del presidente boliviano Evo Morales, quien inicialmente había prometido participar en la citada cumbre, pero, al parecer, políticos de larga trayectoria en las corrientes de izquierda allegados al gobernante de Bolivia y al presidente venezolano Hugo Chávez se han encargado de revelar a ambos mandatarios que la candidatura de doña Rigoberta sería financiada por la familia Gutiérrez Bosch, por medio de la diputada Nineth Montenegro, secretaria general del Libre Encuentro por Guatemala, quien, con exagerada anticipación, anunció que será candidata presidencial en 2011, a sabiendas de que es muy remota la posibilidad de que la señora Menchú triunfe en los comicios del presente año.

(Por aparte, lamento el fallecimiento de mi amigo el destacado periodista y escritor Carlos García Urrea, a cuyos funerales no asistí por encontrarme fuera de la ciudad. Mi sentido pésame a su esposa, hijos y a su hermano Tonito).

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.