Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 14 - 2019

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Juan Pueblo exige que Thelma Aldana sea candidata
Por Fernando González Davison - Guatemala, 9 de febero de 2019

Mientras Jimmy Morales arremete contra Thelma Aldana, hay razones por las que no quiere que sea candidata presidencial. Los oscuros controlan los instrumentos incrustados en el Estado y quieren seguir reinando en los tres poderes. Pero el soberano ya no va a dejarse intimidar por Jimmy y su mafia, que anhela estar fuera de la justicia y seguir succionando el erario público. El bloque en el poder civil y militar con una clase política rotativa engaña de nuevo para que votemos como ovejas por los mismos. Este bloque presenta una constelación de partidos «nuevos» con las mismas personas de esa clase política mafiosa, para distorsionar la imagen de la dictadura real que afrenta la Constitución; y quiere hacerle la vida política imposible a Thelma Aldana. A los partidos que la apoyan le ponen cortapizas y muros para evitar su candidatura presidencial. No es una cuestión ideológica, es una cuestión de principios y de ética, la lucha de Thelma y la gran mayoría de ciudadanos que exigimos transparencia.

Lo cierto es que al mismo tiempo que los oscuros lanzan sus lanzas contra la Cicig lo hacen contra Thelma Aldana, que ha estado en la cruzada contra la corrupción junto a Iván Velázquez, para rescatar el Estado cooptado. Los oscuros ahora tienen nombre y apellido, empezando por todos los altos funcionarios del Ejecutivo, la gran mayoría de diputados y alcaldes; también la directiva del Cacif y la gran mayoría de detenidos y procesados por la Cicig y el MP. Thelma Aldana ayudó a quitarles las máscaras: no quieren a Thelma ni en pintura.

No podemos permitir que el Gobierno actual se burle del soberano violentando la Constitución, como lo hace los de Nicaragua y Venezuela, usurpando funciones que no le corresponden vetando la candidatura de ella. Guatemala no puede seguir en las mismas, porque el soberano ya no quiere nada de lo mismo. Y menos que el sistema se vuelque en favor de una candidata presidencial que ya ejerció la Presidencia, sustituyendo a su esposo. Y que probó su total incapacidad para defender a los desposeídos mientras se llenó de caletas de dinero, como lo testimonia el exministro de Finanzas Fuentes Knight. El pueblo no puede aceptar que el sistema político le dé el espacio a esta señora para que tenga el paso libre para alcanzar la presidencia, y aplaude que se le quite el antejuicio como ha solicitado el MP, aunque su vice, que trabaja en la telefonía móvil Tigo, la podría sustituir. Veremos qué pasa. Lo cierto es que si doña Thelma es candidata, ganará, como sucedió en México y El Salvador.

Guatemala no es ciega ni puede aceptar con la cabeza gacha que Jimmy y compañía se salgan con las suyas, con sus bandas y negocios llenos de avaricia, cuyos agentes pululan en los corrillos de la Corte Suprema, en el Congreso, en el Palacio Nacional, envalentonados que se han burlado de EE. UU. y su cooperación. De manera alguna no dejaremos que la candidata de la UNE de nuevo ejerza el poder y haga negocios con las mafias de esa gente, en especial de las famacéuticos, de la telefonía móvil, con Tigo en la cercanía o con Cohen con las medicinas para los hospitales públicos, con las constructoras de carreteras para sustituir a la firma Odebrecht, con las mineras que han comprado no solo funcionarios sino gobiernos enteros de ahora y el pasado, la narcoactividad haciendo de las suyas. No podemos callar ante el poder total de esta mafia política que cree tener todo en sus manos. Guatemala no es ciega y no le teme y exige luchar contra la corrupción, y no cree que sean comunistas los que defienden a la Cicig, pues eso oculta la verdad. El pueblo por ello exige que Thelma Alana sea candidata a la Presidencia para combatir a la mafia uniformada y patronal. Hay un viento fuerte en Mesoamérica en la lucha contra la corrupción, donde el pueblo saca el pecho y no se agacha.

Fuente: https://gazeta.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.