Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Agresiones contra los periodistas
Por Félix Loarca Guzmán - Guatemala, 7 de julio de 2005

En fecha reciente, la Asociación de Periodistas de Guatemala, APG, dirigió una carta abierta al Ministro de Gobernación, señor Carlos Vielmann, exponiéndole diversos actos de represión en que han estado involucrados elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) contra miembros de la prensa de nuestro país, a la vez que le exigió el cumplimiento de sus obligaciones constitucionales. El documento está firmado por la presidenta de la APG, Ileana Alamilla y por el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de esa organización, Miguel Angel Albizúres.

Hasta el momento de escribir esta columna, el funcionario de gobierno no había dado respuesta al planteamiento de la máxima entidad de prensa por lo que los dirigentes apegistas han tomado la decisión de denunciar los hechos ante el relator de la libertad de expresión del pensamiento de la Organización de Estados Americanos, OEA, Eduardo Bertoni, con motivo de su visita al país en el curso de la presente semana.

En la carta abierta, la APG demanda al Ministro de Gobernación que gire sus órdenes a donde corresponda a fin de evitar hechos lamentables que vulneran el libre ejercicio periodístico y ponen en grave peligro la integridad física y hasta la vida de reporteros, camarógrafos y fotógrafos que cubren los diversos sucesos sangrientos que se producen a diario en el país.

La APG puntualiza: "Es lamentable que, además de lo expuesto que están los periodistas en el desempeño normal de su trabajo en las fuentes de información, instituciones del Estado, tribunales o la vía pública, tengan que protegerse de la agresividad de los agentes de la Policía Nacional Civil, que deberían facilitar el desempeño de sus labores y no ensañarse contra quienes no tienen culpa alguna de los hechos que se registran cotidianamente".

La carta menciona el último incidente que se produjo cuando los reporteros cubrían un homicidio y fueron objeto de agresión verbal y física por agentes de la Comisaría 15 de la PNC en Villa Nueva, siendo el más afectado el fotógrafo Edwin Benavente, de Nuestro Diario, contra quien los agentes la emprendieron a golpes e intentaron ponerle los grilletes cuando éste se resbaló y, por accidente, rompió la cinta amarilla que resguardaba la escena del crimen de tres jóvenes asesinados el pasado 22 de junio.

El documento dice textualmente: "Usted sabe que un periodista no va a cometer intencionalmente un hecho de esa naturaleza, pues por su trabajo conoce las restricciones que existen y, por lo tanto, no es aceptable que los agentes, ante su impotencia frente a la criminalidad, la emprendan contra quienes están cumpliendo su trabajo de informar al pueblo.

Otros periodistas dan testimonio de cómo los agentes les agredían e impedían cumplir con su labor de tomar notas y grabar imágenes, acusándolos falsamente de contaminar la escena del crimen. La agresión pone de manifiesto la conducta prepotente de los encargados de la seguridad pública, pues en el curso del año se han repetido varios actos que vulneran la libertad de expresión y en los cuales están implicados agentes policíacos y funcionarios de instituciones de gobierno, lo que amerita una intervención suya para instruir a las fuerzas de seguridad y evitar la repetición de hechos lamentables".

La carta abierta de la APG al Ministro de Gobernación, hace referencia a que en el 2004 y en el curso del presente año, el gremio periodístico no sólo ha estado en la mira de miembros de la Policía Nacional Civil, sino también de funcionarios corruptos, prepotentes, abusivos, intolerantes, así como de delincuentes comunes y del crimen organizado que se sienten afectados por informaciones, reportajes o análisis que reflejan la realidad que vivimos.

Para tener una idea de la gravedad de los hechos, la APG recuerda que, en agosto del año pasado, en el desalojo de campesinos de la finca Nueva Linda, cinco periodistas fueron agredidos por efectivos de la Policía Nacional Civil (PNC).

Por ese hecho, añade la Asociación de Periodistas de Guatemala, fueron acusados los agentes Boris Arcaime Morales, Nelson Wilfredo Rodríguez y Edwin Orlando Díaz Pérez. Los periodistas agredidos fueron Mario Morales, reportero del matutino Nuestro Diario; Edwar Morales, camarógrafo del noticiero Guatevisión; Luis Romero y Mynor Toc del canal DX y Fredy Rodas de Prensa Libre a quienes golpearon y arrebataron las cámaras. El propósito, explica la carta, era destruir las pruebas de las acciones violentas que la policía realizó contra los campesinos.

La APG también subraya otros hechos de agresiones contra los miembros de la prensa nacional. A partir de los conflictos por la explotación minera en San Marcos, Alfonso Guárquez, corresponsal de Cerigua en Sololá, ha sufrido la amenaza y el acoso constante. El gobernador de ese departamento solicitó orden de captura, por informar sobre los incidentes ocurridos durante el traslado de un cilindro para la minería a cielo abierto de la empresa Montana.

La carta de la APG denuncia también que el 31 de enero, el concejal primero de la Municipalidad Capitalina, Enrique Godoy, insultó al director de Telediario, Eduardo Mendoza y le amenazó con iniciar una demanda judicial. El problema surgió porque Telediario estuvo presente 30 minutos después de iniciarse el incendio en el relleno sanitario de la zona 3.

Por otra parte, el corresponsal de Prensa Libre en Totonicapán, Selvin Espinoza, fue interceptado en una de las calles de esa ciudad por dos elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) quienes, sin mediar palabra, lo esposaron y golpearon indiscriminadamente.

La carta de la APG es muy extensa y enumera diversos casos de amenazas contra miembros de la prensa nacional tanto de la capital como de los departamentos, lo cual evidencia que el Ministro de Gobernación y el gobierno no están cumpliendo con sus obligaciones constitucionales de garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Fuente: www.lahora.com.gt - 060705


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.