Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

En peligro la democracia
Por Félix Loarca Guzmán - Guatemala, 10 de agosto de 2005

En fecha reciente se realizó el V Congreso de la Central General de Trabajadores de Guatemala, CGTG "Julio Rolando Raquec" cuyo tema central fue: Por la libertad sindical. Participaron numerosos afiliados de la capital y del interior del país, así como delegados de la Central Latinoamericana de Trabajadores, CLAT.

El acto de clausura se llevó a cabo en las instalaciones del MUSAC, el Museo de la Universidad de San Carlos en el centro histórico de la ciudad de Guatemala, con la asistencia de varios cientos de invitados incluso el representante del Presidente de la República, integrantes del Cuerpo Diplomático, líderes obreros, miembros de la prensa y público en general.

El V Congreso de la CGTG se efectuó en momentos cruciales por los que pasa la democracia y la gobernabilidad del país, pero también en momentos difíciles para el movimiento sindical especialmente por el marco sombrío que ya se dibuja en el horizonte por la implementación del Tratado de Libre Comercio que los sumisos gobernantes de Centro América firmaron con el Presidente de Estados Unidos, para beneficiar a las grandes transnacionales y a una parte de las minorías locales que detentan la riqueza y en perjuicio de los sectores populares.

Durante el encuentro de los sindicalistas, se examinaron las graves implicaciones que para la consolidación de la democracia representan las llamadas concesiones a través de las cuales se sigue debilitando el Estado con la clara intención de que los servicios públicos sean prestados por particulares en una encubierta estrategia de privatización.

Los congresistas llegaron a la conclusión de que todas estas circunstancias obligan a los trabajadores a estar en las mejores condiciones para dar las respuestas correctas en dirección de salvaguardar los intereses nacionales y de la clase trabajadora en particular.
Asimismo, la bandera empresarial con que se están conduciendo los asuntos del Estado a espaldas de las aspiraciones del pueblo fue el norte que iluminó a los asistentes para comenzar a revisar los instrumentos de lucha a efecto de desarrollar las más adecuadas políticas y estrategias que permitan llevar adelante la unidad de acción tanto nacional como internacionalmente.

En vista de que los llamados grandes medios de comunicación casi nunca informan de las actividades de las organizaciones de trabajadores o si lo hacen es concediendo minúsculos espacios y dado que en el caso del V Congreso de la CGTG, se abordaron temas de mucha trascendencia para el país, a continuación vamos a reproducir algunos de los trozos más interesantes del Manifiesto que fue emitido al finalizar la actividad.

En una de sus partes el documento dice así: "Guatemala, después de 20 años de practicar la democracia formal y representativa, no ha dado el salto cualitativo para superar las desigualdades sociales que dieron origen a los 36 años de guerra. Los actores de los diversos sectores no han participado con responsabilidad en su fortalecimiento. Mantienen una dinámica de confrontación y exclusión, que no ha permitido avanzar en la consolidación de sus instituciones, poniendo en peligro la gobernabilidad y la democracia misma.
La generalización es peligrosa, por lo que en aras de la verdad y la justicia, se debe afirmar que dentro de los actores sociales, por su nivel de egoísmo, materialismo e insensibilidad, algunos tienen mayor cuota de responsabilidad de esa cruel realidad, que hoy sufren las mayorías en nuestro país."

El Manifiesto señala que es urgente recuperar la naturaleza, objetivos y funcionamiento de las organizaciones e instituciones a todos los niveles que operan en nuestro país y haga posible rescatar su credibilidad, confianza e imagen ante el pueblo.

"En el eje ideal de sociedad nueva, con principios y valores asumidos en la práctica y no solo como discurso, se deberá contar con: a) Un gobierno incluyente, que desarrolle políticas de Estado para atender con prioridad el pago de la deuda social (seguridad, tierra, empleo, salarios dignos, educación, salud, vivienda, etc); que represente y practique la unidad nacional, y en esa perspectiva practique, desarrolle y participe en el proceso de integración nacional y regional.

b) Políticas, estrategias y planes de acción que faciliten la condonación de la deuda externa a cambio de invertir para el pago de la deuda social. c) Un sistema de justicia que sea aplicado sin preferencia alguna, que no sea objeto de compra venta, que sea aplicado sin sesgos de clase, privilegios partidistas, religiosos o gubernamentales. d) Un sector económico organizado que practique la economía social de mercado, que priorice lo social, que genere empleo y salarios dignos, que tome en cuenta que el dinero en sí mismo no genera riqueza, sino que quien la genera es el trabajador y que por lo mismo, merece se le trate con dignidad, respeto y admiración."


El documento hace referencia al sistema de partidos políticos de Guatemala, el cual a juicio de los sindicalistas debe ser rescatado del desprestigio en que lo han hundido sus dirigentes. "Ese desprestigio, desconfianza y falta de credibilidad en los partidos, es debido a que los mismos han sido utilizados como mercancía y un medio para enriquecimientos fáciles, ilícitos e inescrupulosos. Su renovación, reestructuración y redimensión, es de URGENCIA NACIONAL".

Con respecto al sistema militar, el V Congreso de la CGTG llegó a la conclusión que debe ser reformado acorde al concierto de las naciones democráticas y civilizadas. No puede seguir siendo el poder detrás del poder, sirviente de poderes fácticos. Debe regirse y respetar la Constitución de la República, ganarse el respeto y confianza de los guatemaltecos y acompañar la construcción de la nueva sociedad".

En relación al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, el Manifiesto dice que esa institución exige una cirugía mayor. El rescate de la dignidad de sus afiliados, sólo será posible, si los más de 900 mil trabajadores cotizantes se organizan; en primer lugar, para rechazar la figura de Reforma del Fondo de Pensiones que en este momento impulsan las autoridades; este proceso puede significar el desfalco de más de 7 mil millones de quetzales. La ilusión de un servicio eficaz, eficiente y humano, sólo será posible si los mismos protagonistas de manera organizada, lo exigen.

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.