Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Ninguno se alzará con un triunfo abrumador
Por Franco Martínez - Guatemala, 26 de octubre de 2005

Ante lo cerrado que analistas políticos estiman que serán los resultados de la segunda vuelta electoral por la paridad en que se encuentran las dos opciones, en cuanto a la preferencia del electorado se refiere, consultamos a dos analistas políticos sobre los posibles escenarios que en su opinión podrían producirse ante un eventual gobierno del Partido Patriota (PP) o de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE):

Escenario político ante un eventual gobierno del PP

De obtener la victoria electoral el Partido Patriota, se preverían los siguientes escenarios sociopolíticos y/o políticas de Gobierno: Reconfiguración territorial, expansión geoeconómica, reduccionismo estatal y congelamiento social. La reconfiguración territorial, implicaría, sin lugar a dudas, una redefinición y reposicionamiento de las fuerzas de seguridad pública en regiones geoestratégicas del territorio nacional, como la Franja Transversal del Norte, la Biosfera Maya y las zonas fronterizas de Huehuetenango, San Marcos, Petén y el Nororiente del país con miras a obtener un mayor control social, pero también resguardar corredores de tránsito comercial, narcotráfico y senderos migratorios. La expansión geoeconómica significa, en primer lugar, darle continuidad y ejecución a los "Megaproyectos", asi como otorgar un gran énfasis en la expansión comercial, agroexportadora y agroindustrial en regiones altamente claves para la producción de palma africana, caña de azúcar, bioetanol, producción maderera, instalación de hidroeléctricas, minerías, etc., esta expansión lógicamente favorecería los intereses económicos de los grandes consorcios empresariales del país, que a su vez, dominan la banca, el comercio, la industria y la agricultura. El reduccionismo estatal estaría reflejado fundamentalmente en la benevolencia del Estado con la iniciativa privada, fortaleciendo la figura del Estado contratista y/o concesionario, facilitando las condiciones administrativas, técnicas y jurídicas para la adjudicación de proyectos de infraestructura, telecomunicaciones, previsión social, seguridad alimentaria y desarrollo económico; además del recorte presupuestario a la Usac y el empoderamiento de las universidades privadas. Finalmente, se aplicaría una política de congelamiento social, caracterizada por la indiferencia y negativa por parte del Gobierno a dialogar, formular, ejecutar y verificar las políticas públicas promovidas desde los sectores sociales, impidiendo así, la efectividad y legitimidad de los procesos de intermediación y representación política en la toma de decisiones de carácter nacional.

Fuente: www.lahora.com.gt - Suplemento Político - 251007

Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.