Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 9 - 2013

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Contravía
Víctimas del terrorismo de Estado
Por Factor Méndez Doninelli - Guatemala, 11 de enero de 2013

OSCAR ADOLFO (FITO) MIJANGOS LÓPEZ, Abogado y Notario de la Universidad de San Carlos de Guatemala USAC, Posgrado en Derecho Laboral y Agrario por la Universidad de Florencia, Italia, Doctor en Derecho Civil y Derecho Internacional por la Universidad de la Sorbona, Francia y Derecho Comparado por la Universidad de Luxemburgo. Conspicuo intelectual, docente e investigador de la USAC. En 1958 como resultado de un lamentable accidente, queda paralítico y se moviliza en silla de ruedas, participa en las luchas cívicas y populares de Marzo y Abril de 1962, contra de la dictadura militar y corrupta del General Miguel Idígoras. Fundador de la Unidad Revolucionaria Democrática URD junto con Manuel Colom Argueta y Francisco Villagrán Kramer. En 1970 fue elegido Diputado del Congreso Nacional. El 13 de Enero de 1971, es cobardemente acribillado a balazos por esbirros de la dictadura militar contrainsurgente, encabezada por el General Carlos Arana Osorio.

El informe de la Comisión para el Esclarecimiento Histórico CEH, registra el hecho como “caso ilustrativo N° 100”, del cual cito fragmentos: “Eran aproximadamente las siete de la noche del 13 de enero de 1971, fecha en que el estado de sitio se mantenía vigente en todo el territorio nacional, cuando Oscar Adolfo Mijangos López salió de su oficina particular, situada en el edificio Horizontal, en la 4a. avenida y 9a. calle de la zona 1 de la capital.

Yendo en silla de ruedas, se disponía a abordar su automóvil, con la ayuda del piloto Marco Vinicio Ramírez. En el preciso momento en que éste abría la portezuela del vehículo, tres hombres vestidos de chumpa y sombrero de petate, portando armas cortas, se acercaron a pie y le dispararon a quemarropa en la espalda. La víctima recibió doce impactos de bala que de inmediato le provocaron la muerte. Como resultado de los hechos, Marco Vinicio Ramírez resultó levemente herido.”

JUAN LUIS MOLINA LOZA, estudiante de Filosofía de la Universidad de San Carlos, dirigente estudiantil y militante del Movimiento Revolucionario 13 de Noviembre, secuestrado y desaparecido el 13 de Enero de 1971. Tengo vivo su recuerdo e imagen, cuando en el desfile de la Huelga de Dolores de 1969, Juan Luis personificó al legendario Ché Guevara, imitando al Cristo, cargando una cruz con la leyenda “Revolución de América Latina”.

El informe “Memoria del silencio” de la CEH en el párrafo 622 cita: “Otro temprano reclamo público que se conoció fue el realizado a favor de Juan Luis Molina Loza, desaparecido el 13 de enero de 1971; era hijo de una actriz de radionovelas apreciada popularmente y de un servidor público también conocido en los medios capitalinos. El 9 de marzo de 1971 la progenitora se instaló en el Parque Central, frente al Palacio Nacional, con un cartel que decía: "Soy la madre del licenciado infieri Juan Luis Molina Loza, hoy entro en ayuno permanente, hasta que el Gobierno ponga interés en que mi hijo aparezca. Marzo 1971". La respuesta del Gobierno de aquel entonces presidido por Arana Osorio, fue mandar una ambulancia de la Policía Nacional y enviar a la demandante al hospital neurosiquiátrico. En poder de la CEH obra un documento que consigna las acciones emprendidas por la familia, que continuó realizando diversas gestiones a favor de recuperar al hijo desaparecido. Ante la humillación perpetrada por el Gobierno y lo infructuoso de los intentos, se siguió sosteniendo una lucha que luego se convirtió en un espacio compartido para muchas madres y esposas.” En aquella época, acompañé a doña Juana Loza en su lucha por el hijo desaparecido.

P.S. Nuevas osamentas, testigos mudos de la crueldad del Ejército, siguen apareciendo en fosas clandestinas descubiertas en Zona Militar de Cobán, Alta Verapaz.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.