Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2016

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Contravía
Cuidado con los distractores
Por Factor Méndez Doninelli - Guatemala, 29 de enero de 2016

Solidaridad con colegas defensores de derechos humanos, Rafael Maldonado, del Centro para Acción Legal, Ambiental y Social (CALAS); Ramón Cadena, de Comisión Internacional de Juristas (CIJ) y Miguel Moerth, del Bufete Jurídico de Derechos Humanos, a quienes la fundación contra el terrorismo, amenaza e intimida por acompañar y defender a pobladores de La Puya, que lograron cancelar las operaciones del proyecto de extracción minera El Tambor.

La ciudadanía empieza a desencantarse con el recién estrenado presidente y sus promesas. Al señor Morales le costó un montón tomar la decisión de separar del cargo a la ingeniera Sherry Ordoñez Castro, ex Ministra de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda MICIVI, pese a que la Superintendencia de Administración Tributaria SAT, confirmó que Ordóñez Castro está sometida a proceso judicial por adeudos fiscales que rebasan los Q.100, 000.00, o sea, por evadir impuestos, en otras palabras, por ¡corrupta!, por tanto, no idónea para ser cabeza de un Ministerio de Estado. Inconveniente mensaje, desgaste inútil e innecesario de Morales, quien demostró improvisación, carente de programa de Gobierno y escasa capacidad de decisión al frente del Ejecutivo, además, faltó a su promesa de intolerancia con la corrupción e impunidad.

Según el Comisionado Iván Velásquez, Jefe de la Comisión Internacional contra impunidad en Guatemala CICIG, al menos 15 diputados están siendo investigados por supuesta existencia de plazas fantasmas en el Organismo Legislativo. Por estos actos de corrupción está preso Pedro Muadi, ex presidente del Congreso, sindicado de autorizar empleos para personas que cobraban cada mes, sin prestar servicios en ese alto Organismo del Estado. Sin dudarlo, CICIG continúa cumpliendo su labor con eficiencia y profesionalismo. Seguro que a corto plazo veremos más diputados descubiertos por sus perversos y sucios negocios, rasgándose las vestiduras, argumentando ser victimas de alguna “conspiración política en su contra”. ¡Cochinos, embusteros y mentecatos!

El diputado Mario Taracena, presidente del Congreso Nacional, aseguró que el Legislativo carece de normativa y mecanismos que regulen la contratación de personal, anunciando que para evitar discrecionalidad en nombramientos y ejercer mayor control administrativo, propone elaborar un manual para clasificación de puestos y salarios; ¡vaya hombre, qué racional! Es inaudito comprobar que a estas alturas del siglo XXI, uno de los tres organismos de Estado no tiene métodos, herramientas, ni normas administrativas modernas. ¡Qué disparate!

Reformas pendientes. Positivo que los “dinosaurios” de la clase política vernácula están dispuestos a modernizarse. Los “honorables” diputados, tienen cuentas pendientes con la población que sigue exigiendo la reforma profunda del Estado, posible sólo mediante reformas y aprobación de leyes. No desvíen la atención ciudadana lanzando distracciones y levantando cortinas de humo. La población quiere resultados inmediatos, no paliativos, ni retórica barata.

El informe mundial sobre la percepción de la corrupción en el Estado, preparado por Transparencia Internacional, posiciona a Guatemala en el puesto 123 del ranquin global de 168 países. El país cayó 8 puntos en relación al 2014 y es considerado como uno de los más corruptos de América Latina.

Presidente Morales: ¿Quién pagó la cuenta del hotel que Ud. y su familia ocuparon varias semanas, antes de asumir el cargo de presidente?

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.