Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2017

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Contravía
Demonios de las tinieblas
Por Factor Méndez Doninelli - Guatemala, 17 de febrero de 2017

Apoyo trabajo de Iván Velásquez y Thelma Aldana en Comisión Internacional contra la Impunidad CICIG y Ministerio Público MP respectivamente, dos titanes de la justicia. Repudio atentado contra Fiscal Auxiliar de Jutiapa, Carmen Leonor Maldonado Cámbara.

En este país, los demonios de las tinieblas, las elites, los grupos paralelos de poder, fácticos y ocultos, los militares y el crimen organizado, quieren seguir haciendo de las suyas, se empeñan en actuar al margen de la ley, saqueando fondos públicos robando a manos llenas y cometiendo toda clase de abusos y atropellos con la seguridad tal como ha sucedido siempre, que sus acciones quedarán impunes, debido al elevado porcentaje de impunidad existente (96%), que les asegura condiciones para mantener privilegios; hacer y disponer cualquier acción, sin importar que sean actos lesivos y violatorios de ley.

Pero, desde que se instaló la CICIG, poco a poco las investigaciones del MP dirigidas contra grupos de malhechores y corruptos, son cada vez más eficientes y eficaces por el alto profesionalismo científico y la carga sólida de la prueba que facilitan el trabajo de operadores y administradores de justicia.

Los golpes certeros y contundentes recibidos por esos siniestros grupos de criminales, los tiene acorralados, preocupados, nerviosos, paranoicos, ocupados elaborando complejas tramas con intención de desvirtuar, desnaturalizar, desprestigiar y debilitar el trabajo que hacen CICIG y MP. Esta caterva de delincuentes, hacen lo imposible por neutralizar a CICIG-MP, empeñados en declarar non grato al Comisionado Iván Velásquez, para expulsarlo del país y tratando de influir, para destituir a Thelma Aldana, Fiscal General.

Primera vez en la historia política y judicial del país, que Órganos jurisdiccionales juzgan a ex mandatarios, ex altos funcionarios públicos de los tres Poderes del Estado, militares, empresarios, diputados, políticos y lacayunos sindicados de actos de corrupción, tráfico de influencias, violaciones a Derechos Humanos y robos millonarios de fondos públicos. Estas acciones del sistema de justicia iniciaron el debilitamiento de estructuras de impunidad, que durante décadas han actuado en beneficio de intereses personales o de grupos mafiosos, burlando la ley y consolidando redes de impunidad.

Lo he sostenido siempre, lo que hasta hoy se ha logrado en términos de investigación criminal, juicios penales y fortalecimiento del sector justicia, es posible por el trabajo de CICIG y MP, sin esa presencia las redes de corrupción e impunidad seguirían intactas, por eso, estas anhelan eliminar a quienes están descubriendo sus cochinos actos.

Los juicios aunque lentos, avanzan pese al litigio y retardo malicioso de los Abogados defensores quienes buscan encontrar el santo Grial, que ayude a librar de la cárcel a sus patrocinados corruptos. Hoy, la depuración en los tres Poderes del Estado camina, seguiremos viendo más capturas y destapes de nuevos escándalos. Todo será insuficiente, si no se logran condenas y castigos ejemplares.

Los demonios de las tinieblas andan sueltos, desestabilizando y debilitando los escasos márgenes de gobernabilidad. La ola de violencia desatada las últimas semanas es un mal presagio, es cortina de humo para desviar la atención sobre problemas nacionales, la discusión de reformas constitucionales e incapacidad de los Gobernantes para proponer soluciones.

Repudio asesinato de pilotos, taxistas, niños y mujeres; quieren sembrar terror y miedo paralizante en la población, crear ambiente de inseguridad.

No permitamos que la perversidad prospere.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.