Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 13 - 2017

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Contravía
Manifestaciones de protesta ciudadana
Por Factor Méndez Doninelli - Guatemala, 22 de septiembre de 2017

He vivido y en ocasiones protagonizado en distintas épocas, países, y modalidades las manifestaciones populares de protesta ciudadana, que sin dudarlo significan experiencias acumuladas y lecciones aprendidas. En Guatemala, particularmente durante el siglo pasado, los regímenes y dictaduras militares, reiteradamente reprimían con fuerza y brutalidad el descontento ciudadano con la idea de aplacar la protesta social.

Puede ser que ese tipo de prácticas violatorias de derechos y libertades fundamentales de los seres humanos, haya provocado y luego afirmado entre la población una especie de cultura del miedo, del terror y del silencio, seguramente era el resultado esperado por los perversos estrategas que ordenaban reprimir el descontento popular. Durante largo tiempo, tal estrategia funcionó.

En marzo y abril de 1962, durante la dictadura militar encabezada por el general Miguel Ramón Idígoras Fuentes, estudiantes universitarios y de secundaria encabezamos protestas sociales contra el régimen y enfrentamos la represión que las fuerzas de seguridad lanzaron contra la población.

Los universitarios organizados en la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU) y los de secundaria en el Frente Unido del Estudiantado Guatemalteco Organizado (FUEGO), protagonizamos las luchas populares y pre insurreccionales que se extendieron por meses, repercutiendo en ciudades y departamentos del país. El saldo de aquellas jornadas sumó decenas de muertos, heridos, desaparecidos, detenidos, torturados y exiliados.

Luego, se militarizó el aparato del Estado y los militares implementaron la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN), entonces la historia se repitió los siguientes años, la misma estrategia represiva, abuso de autoridad, sistemáticas y masivas violaciones a los Derechos Humanos (DDHH) aumentaron y fueron la orden del día a día. Durante esos años, estados de sitio, suspensión de derechos y garantías, tratos inhumanos, intolerancia y uso de la fuerza, fueron el estilo preferido para gobernar.

Las luchas por el respeto a los DDHH y el desarrollo democrático empujados por la gente, fueron modificando esos estilos y progresivamente se ha ido rescatando el respeto y vigencia de los derechos y libertades fundamentales de las personas, contra el deseo de los intolerantes y anti democráticos que pretenden volver al pasado.

Percibo que la cultura del miedo y silencio que en algún momento lograron implantar en la sociedad, se ha roto. La gente recupera la palabra, se ha despojado del miedo implantado y está hablando claro y fuerte, señalando a corruptos y ladrones que siguen saqueando fondos públicos en detrimento de programas sociales y el bien común.

Durante el paro nacional del 20S igual que en 2015, observé familias completas manifestando, exigiendo renuncia del presidente Jimmy Morales, revocatorio del mandato a 107 diputados que apoyaron leyes favorables a la corrupción e impunidad, reformas a Ley electoral y de partidos políticos y retirar inmunidad al mandatario Morales.

Ahora que la indignación ciudadana por los actos de corruptos y ladrones incrustados en el Estado ha crecido, es más difícil, aunque posible, que los Gobernantes ordenen reprimir las masivas manifestaciones de descontento. Es un escenario poco probable, debido a las graves consecuencias que tal acto provocaría.

La hoja de ruta buscando salidas a la presente crisis de Estado, pasa por satisfacer las demandas del pueblo, modificar el sistema electoral y de partidos políticos e iniciar la formación de un nuevo pacto social, mediante Asamblea Nacional Constituyente. El pueblo soberano tiene la palabra.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
Estado socialista en el mundo, es una forma de hacer homenaje a todas las mujeres, sin excepción, que a lo largo del desarrollo de la Humanidad, acompañando a los hombres, se han distinguido por su empeño y coraje impulsando luchas sociales que como en la Revolución rusa de 1917, lograron cambiar las condiciones estructurales de la sociedad.

La celebración mundial del Día Internacional de la Mujer, es un reconocimiento al esfuerzo, aportes y logros que a través de las luchas sociales las mujeres han empujado en todas las épocas y países. Saludo a las esforzadas mujeres guatemaltecas.