Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 18 - 2020

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Contravía
Bienestar común versus corrupción
Por Factor Méndez Doninelli - Guatemala, 5 de junio de 2020

En Guatemala, la corrupción es un mal endémico arraigado en sectores público y privado, por tal razón es pertinente afirmar que, es igual de corrupto el político o servidor público que se roba los fondos públicos, como el empresario que evade  pagar impuestos. Entonces, ese fenómeno sitúa al país y a su población ante un dilema ético social que además por estar tan extendido y normalizado, vulnera derechos humanos y por supuesto, perjudica el bien común.

Cuando un funcionario o servidor público es corrupto, está cometiendo un delito penal, pero también incumple e irrespeta los derechos humanos de la población, debido a que al robar los fondos públicos o sea el dinero que administra el Estado, se impide la ejecución de obra pública como escuelas u hospitales o de programas y proyectos que favorecen el bien común.

Nadie ignora que en este país centroamericano, los índices de pobreza y pobreza extrema han aumentado y son los más elevados de la región, que la desnutrición crónica infantil alcanza al cincuenta por ciento del total de niños menores de cinco años y que es uno de los países más desiguales de América Latina. Guatemala mantiene un saldo negativo, en términos de indicadores sociales y económicos de su población. Estas condiciones críticas de atraso, se agravan aún más con la actual  emergencia sanitaria por la Covid.19.

Las cifras millonarias que se roban los funcionarios corruptos, evitan la inversión social que debería destinarse a reducir la pobreza, construir infraestructura, optimizar la cobertura educativa o ampliar la seguridad social. Además, la corrupción en el sector público retrae la inversión privada nacional y extranjera.

De nada sirve que desde el 2001 el Estado de Guatemala ratificara la Convención Interamericana contra la Corrupción, sobretodo, porque la corrupción sigue subyugando a la sociedad y los corruptos siguen haciendo de las suyas con absoluta impunidad. Es decir, este país continúa siendo el reino de la corrupción y la impunidad.

Es también de conocimiento público, que la corrupción es abuso de poder, de funciones o de medios para alcanzar una utilidad económica o beneficios personales ilegítimos. Es necesario insistir en que, la corrupción es una conducta humana negativa que afecta a la condición fundamental de subsistencia moral y ética de la sociedad.
Las definiciones clásicas de corrupción, se orientan hacia la actuación del sector público y la comisión de actos ilícitos en beneficio personal al servicio de intereses privados. Por ejemplo, Samuel Huntington (1968) señala: “La corrupción es una desviación de los funcionarios públicos, que se apartan de las normas establecidas para ponerse al servicio de los intereses privados”.

Hay que insistir en que la corrupción es ilegal e ilegítima, porque viola normas y valores. En especial cuando ocurre en los cargos públicos, porque origina sorpresivas fortunas privadas, genera enriquecimiento ilícito. En ese sentido, debe ser definida no sólo como violación de normas (ilegalidad) sino fundamentalmente como violación de valores (ilegitimidad).

Para enfrentar la emergencia sanitaria en tiempo de pandemia, el Gobierno guatemalteco recibió miles de millones de quetzales (moneda nacional) y otros tantos millones donados por grandes empresas nacionales y transnacionales, pero al día de hoy extraña que no hayan rendido cuentas, que mantengan opacidad. ¿Cómo y en qué han invertido esos millones? Reitero lo que he afirmado antes, es tiempo de detener las acciones corruptas, de volver a tomar las calles y expulsar a los corruptos e impunes.


www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
Estado socialista en el mundo, es una forma de hacer homenaje a todas las mujeres, sin excepción, que a lo largo del desarrollo de la Humanidad, acompañando a los hombres, se han distinguido por su empeño y coraje impulsando luchas sociales que como en la Revolución rusa de 1917, lograron cambiar las condiciones estructurales de la sociedad.

La celebración mundial del Día Internacional de la Mujer, es un reconocimiento al esfuerzo, aportes y logros que a través de las luchas sociales las mujeres han empujado en todas las épocas y países. Saludo a las esforzadas mujeres guatemaltecas.