Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 18 - 2021

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Contravía
Marzo y abril 1962. Juventud en resistencia
Por Factor Méndez Doninelli - Guatemala, 15 de marzo de 2021

En solidaridad con Margarita Valenzuela y Abelino Chub Caal, presos políticos, defensores de derechos humanos, la tierra y el territorio, quienes después de cumplir cuatro años de privación de libertad injusta y arbitraria fueron absueltos de todos los cargos.


La juventud guatemalteca del presente debe saber que muchas luchas de resistencia sucedidas a lo largo de la historia de este país centroamericano, han sido conducidas por estudiantes de secundaria y de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC).

El siglo pasado fuimos testigos de acontecimientos sociales históricos en que la juventud estudiantil se distinguió por su coraje, disciplina, compromiso y conciencia social. La primera y segunda mitad del siglo XX, destacan las luchas populares frente a las dictaduras militares en particular contra las últimas dictaduras liberales del general Jorge Ubico Castañeda y de su sucesor el general Federico Ponce Vaides que culminaron con el triunfo revolucionario el 20 de octubre de 1944. Aquello fue una revolución cívico militar de carácter pequeño burgués que durante el lapso de diez años (1944-1954), intentó desarrollar un Estado capitalista moderno sobre la base de una mejor distribución de la riqueza, el reparto de tierras mediante la ley de reforma agraria y el ejercicio de los derechos de soberanía y libre determinación. Este proyecto está inconcluso pues en 1954 una invasión mercenaria organizada, financiada y dirigida por el Gobierno estadounidense derrocó violentamente al régimen constitucional y democrático del coronel Jacobo Árbenz Guzmán. La invasión mercenaria de 1954, elevó la conciencia de lucha y estimuló la organización de la población que con el transcurrir de los años, fortaleció capacidades de resistencia frente a las dictaduras contrarrevolucionarias.

El levantamiento militar del 13 de noviembre 1960 y las jornadas de marzo y abril de 1962, dirigidas por estudiantes de secundaria representados en el Frente Unido del Estudiantado Guatemalteco Organizado (FUEGO) y los universitarios a través de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), significaron un estallido social con carácter pre insurreccional. En 1962 el detonante fue un descarado fraude electoral cometido por la dictadura para imponer un Congreso Nacional afín al régimen encabezado por el general Miguel Idígoras Fuentes, cuyo Gobierno se caracterizó por represivo, elevado nepotismo y descarada corrupción. Esa vez el costo social en vidas humanas fue alto, la represión de las fuerzas de seguridad del régimen provocó decenas de muertos, heridos, detenidos y muchos obligados al exilio.

Esta experiencia abrió brecha para diseñar tácticas y estrategias de formas superiores de luchas de resistencia. En diciembre de 1962, ante el cierre de oportunidades para la participación política, la intolerancia de las élites y la violación grave y sistemática de los derechos humanos de la población, un nutrido grupo de jóvenes militares y estudiantes fundan las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR), el primer núcleo guerrillero organizado para impulsar la lucha armada como medio para alcanzar el poder público. Eso fue un parte aguas que inició la guerra de los 36 años, lo que vino después es historia conocida.

Desde 1954 el país y la población han retrocedido, lo demuestran los indicadores económicos, sociales y culturales, hoy Guatemala ocupa los últimos lugares en desarrollo humano y ahora sumamos otro: En América Latina, último lugar en vacunación contra la covid-19. Eso sí, primer lugar en desnutrición crónica infantil, violencia contra la mujer, corrupción e impunidad.

 

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
Estado socialista en el mundo, es una forma de hacer homenaje a todas las mujeres, sin excepción, que a lo largo del desarrollo de la Humanidad, acompañando a los hombres, se han distinguido por su empeño y coraje impulsando luchas sociales que como en la Revolución rusa de 1917, lograron cambiar las condiciones estructurales de la sociedad.

La celebración mundial del Día Internacional de la Mujer, es un reconocimiento al esfuerzo, aportes y logros que a través de las luchas sociales las mujeres han empujado en todas las épocas y países. Saludo a las esforzadas mujeres guatemaltecas.