Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 19 - 2022

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Contravía
La inseguridad pública golpea a la ciudadanía honrada
Por Factor Méndez Doninelli - Guatemala, 29 de mayo de 2022


¿Cuáles son las capacidades profesionales de los cuerpos de seguridad del Estado? ¿Por qué las unidades de inteligencia civil y de la policía son tan inútiles e ineficaces para combatir al crimen organizado? La Constitución Política de la República de Guatemala en el artículo 2º señala los deberes del Estado y dice: “Es deber del Estado garantizarle a los habitantes de la República la vida, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz y el desarrollo integral de la persona.”

En Guatemala, a los gobernantes y autoridades les importa un comino ese deber del Estado, es notoria la absoluta incapacidad o complacencia de las autoridades encargadas de la seguridad pública y de la policía nacional civil, que dejan el campo libre para que la delincuencia común y organizada actúe con completa libertad y total impunidad, que ponga de rodillas a la ciudadanía honrada y trabajadora que ante los actos criminales es impotente, constantemente acorralada por asesinos, ladrones, extorsionistas, secuestradores, violadores, narco traficantes y criminales de todas las calañas.

Los asesinatos de mujeres, hombres y adolescentes son cotidianos, los hurtos y allanamientos a residencias y comercios se cometen a plena luz del día, los asaltos en la vía pública son el pan de cada día, el robo a mano armada de vehículos y motocicletas es invariable, las extorsiones que dañan la economía de los pequeños y medianos negocios y comercios son habituales, la desaparición y secuestro de mujeres, niñas y niños aflige a miles de familias, las violaciones sexuales de niñas y mujeres son usuales y el accionar de los moto ladrones, sicarios y narcos, aumentan la angustia y el temor de la población en todo el territorio nacional. Todo esto sucede, ante la vista, indiferencia y paciencia de las autoridades encargadas de garantizar la seguridad pública.

En este país, son más altas las estadísticas de los hechos criminales que las acciones de la policía para prevenir, contener y controlar los actos de la delincuencia. Por el momento, Guatemala es uno de los países más violentos e inseguros de la región centroamericana, lo confirman los altos índices de violencia e inseguridad públicas, lo que parece indicar que el trabajo de la policía para cumplir con los deberes del Estado citados en el artículo 2º de la Constitución, es completamente nulo, ineficaz y complaciente con las bandas de delincuentes. Además, en múltiples ocasiones ha quedado demostrado que elementos de las propias fuerzas de seguridad del Estado, policías y militares están comprometidos en actos criminales o forman parte de las estructuras del crimen organizado, como extorsionistas, ladrones, asesinos o narco traficantes.

Entonces, es fácil comprender que cuando impera la impunidad o sea la falta de castigo, se estimula a las personas que acostumbran burlarse de la ley, de las autoridades y de la justicia porque saben que, en Guatemala los Gobernantes y las máximas autoridades de los tres Poderes del Estado dan el mal ejemplo al violar la Constitución, debilitar el Estado de Derecho, corromper las instituciones, retorcer las leyes y lesionar la frágil democracia que se intenta consolidar. En otras palabras, mientras que la corrupción e impunidad se propicien y toleren, la inseguridad pública crecerá y con ella también aumentará la emigración de la gente que, ante la incapacidad del actual Gobierno para garantizar la paz y el bienestar común, prefiere huir de este país.


www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.
Estado socialista en el mundo, es una forma de hacer homenaje a todas las mujeres, sin excepción, que a lo largo del desarrollo de la Humanidad, acompañando a los hombres, se han distinguido por su empeño y coraje impulsando luchas sociales que como en la Revolución rusa de 1917, lograron cambiar las condiciones estructurales de la sociedad.

La celebración mundial del Día Internacional de la Mujer, es un reconocimiento al esfuerzo, aportes y logros que a través de las luchas sociales las mujeres han empujado en todas las épocas y países. Saludo a las esforzadas mujeres guatemaltecas.