Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Votaremos otra vez por los herederos del poder?
Por Fernando Mollinedo - Guatemala, 31 de julio de 2007
fermo@intelnet.net.gt

Guatemala como país, como sociedad, afronta inmensos problemas de diversa índole que en algunas ocasiones ha enfrentado a los dos grupos sociales más representativos, los herederos de LOS RICOS y LOS POBRES, los conquistadores y los conquistados, los usurpadores y los desheredados.

Desde que se produjo la conquista armada de la población guatemalteca se crearon, hasta el día de hoy, resentimientos, odios y venganzas; de esa cuenta, aún se lucha por ocupar un lugar propio en el espacio territorial; por otro lado, se unen capitales para ensanchar fortunas y comprar voluntades a efecto de mantener los privilegios heredados. Sigue existiendo una desigualdad que se vislumbra inveterada y poco podemos hacer para que el estado de cosas pueda cambiar al respecto.

Los pobres y los ricos, las estratificaciones económicas, las aceptaciones sociales, en pocas palabras, la lucha permanente de clases enfrenta a la sociedad con actos intimidatorios, amenazas, violaciones a los derechos humanos, asesinatos, trampas, fraudes, violaciones a la ley y muchas otras formas más de perseguir el dominio y otras tantas más para tratar de quitarse dicho dominio.

El poder económico siempre ha utilizado sus recursos para asegurar el uso, goce y disfrute de sus bienes; hayan sido adquiridos éstos por cualquier vía (legal o ilegal) y por ende, dichos "derechos" serán heredados a los descendientes quienes a su vez, utilizando el poder existente, lo heredarán a sus descendientes y así se viene ocurriendo este fenómeno desde hace 483 años.

Los pobres, los sometidos, los vencidos, han vivido en esa forma de vida desde que, por medio de las armas fueron despojados de sus propiedades; también la mayoría de la población que no tenía bienes y que fueron sometidos a servidumbre; se multiplicaron, y también heredaron deudas, pobreza y sometimiento.

La religión, educación, usos sociales, cultura, idioma, tradiciones europeas, comida, leyes y hasta las malas costumbres, se sincretizaron e hicieron de la sociedad guatemalteca una gama colorida traducida en estos tiempos modernos como NUESTRA REALIDAD.

Los ricos motivaron la independencia, formaron su sistema de justicia e instituciones auxiliares, crearon la administración pública y se aprovecharon de las diferencias tecnológicas para el sometimiento económico de los conquistados a través del tiempo. De esa forma, las instituciones han sido manipuladas y/o dirigidas por quienes son los herederos del poder.

La servidumbre de la burguesía en Guatemala hasta el día de hoy, ha sido y es desempeñada por profesionales liberales, comerciantes, soldados (Generales) en cargos de elección popular como presidentes de la República, vicepresidentes, diputados, alcaldes, con nombramientos de ministros de Estado, gobernadores departamentales y diplomáticos, convirtiéndose raras excepciones en vende patrias, mafiosos, ladrones, y usureros del erario nacional.

Fuente: www.lahora.com.gt - 300707

Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.