Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Una campaña contra Nineth
Por Gustavo Berganza - Guatemala, 21 de junio de 2005

Una absoluta mezquindad de quienes le tienen envidia.

Evidentemente, la izquierda fracasada no tolera que alguien como Nineth Montenegro tenga una trayectoria ascendente en la política. Y menos, que sea capaz de entablar comunicación con otros sectores.

Esa es la idea que queda luego de abrir y ver una insidiosa presentación en power point que los detractores de la fundadora del Encuentro por Guatemala andan diseminando en cuanta dirección de correo electrónico cae a su alcance.

La presentación de marras abre con una crítica a Dionisio Gutiérrez, copresidente de Multinversiones, quien fue el anfitrión de una recepción para celebrar la apertura de Induexpo. El libelo trae scanings de las páginas sociales de Prensa Libre y elPeriódico en los que se muestra a los asistentes a esa recepción, haciendo el énfasis de rigor en la presencia de funcionarios del actual gobierno y dirigentes de grandes empresas locales y otras personas vinculadas a ese sector.

Todo esto no es más que la preparación para mostrarnos una fotografía de la diputada Montenegro, con una leyenda en la que se intenta demeritar su trayectoria como política y como defensora de los derechos humanos ¡por el simple hecho de haber acudido a esa recepción en la casa de Dionisio Gutiérrez!

En anteriores oportunidades, se le ha endilgado a Nineth el epíteto de “diputada Campero” por el hecho de tener una buena comunicación con el copresidente de este emporio empresarial y porque Gutiérrez la invita con alguna frecuencia a su programa de televisión.

A mí me parece infundado el ataque contra Nineth y realmente tontos los argumentos que se utilizan para descalificarla. Esto lo que revela es una ignorancia absoluta del ejercicio político y una absoluta mezquindad de quienes le tienen envidia por el indudable carisma que ella tiene. El hecho de ser una dirigente formada en las filas del movimiento popular y diputada por partidos de izquierda, no quiere decir que tenga vedada la posibilidad de establecer contactos en otros puntos del espectro político. De eso se trata la política: de establecer coaliciones, de tender puentes, de hablar y negociar con afines y adversarios.

Y ese es precisamente uno de los grandes problemas de nuestro país: la creencia de que la política implica enfrentamiento constante. Para infortunio de Guatemala la miopía de muchos integrantes de las elites les impide apreciar el gran valor que tiene poder hablar con gente de distinta ideología. Tan es así, que cuando dos adversarios políticos alcanzan un acuerdo -como sucedió cuando el año pasado el presidente Berger negoció con Ríos Montt y Álvaro Colom su apoyo para el paquete fiscal- se habla de “vergonzosas componendas” o “turbios contubernios”.

En mi opinión, es positivo que Nineth tenga disposición y acceso para hablar con el poder económico. Y es más positivo aún que la escuchen y la respeten.

Ojalá hubiera en la izquierda criolla más dirigentes como Nineth.

Tomado de www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.