Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

La ruleta del medio ambiente
Por Gustavo Berganza - Guatemala, 10 de abril de 2007

Guatemala en desventaja ante el calentamiento global.

¿Sabía usted que a como va el calentamiento global el país de la eterna primavera ya no va a ser Guatemala? Esto es una de las conclusiones que se coligen del reporte del panel intergubernamental de la ONU sobre el cambio climático, presentado en Bruselas la semana pasada.

Con todo y lo que países en vías en desarrollo como Guatemala hacen para arrasar con sus bosques y contaminar el medio ambiente, nuestro esfuerzo por deteriorar el medio ambiente se queda pálido ante el volumen de gases de invernadero que países como Estados Unidos y China lanzan a la atmósfera. A pesar de lo que Europa y Japón han hecho para atenerse a las metas establecidas en el protocolo de Kyoto para reducir las emisiones contaminantes, el desmadre de EE.UU. y China al que se suma el crecimiento del parque industrial y el aumento del número de automotores en otros países de economías emergentes ha sido tal que la superficie terráquea no cesa de calentarse.

A como están las cosas, es previsible que en los próximo siglos el aumento de la temperatura en uno o dos grados centígrados que pronostica el informe tenga consecuencias desastrosas para países como el nuestro, donde alternaremos de las sequías prolongadas a los aguaceros más devastadores.

Sin embargo, vean ustedes lo que es la vida: los países del norte, que han sido históricamente los mayores contaminadores, van a obtener beneficios gracias al calentamiento global. Por ejemplo, de acuerdo a un reportaje elaborado por Gregg Easterbrook para la revista Atlantic, (abril, 2007), es muy probable que zonas climáticamente inclementes, como Siberia y la zona ártica de Canadá, se transformen en las áreas de producción masiva de alimentos. Por otra parte, la zona de Canadá y el área norte de Estados Unidos tendrá inviernos más breves, que permitirán aumentar los días hábiles para cosechar.

En cuanto a los efectos negativos del calentamiento global, como alzas en las temperaturas y secuelas destructivas por inundaciones, estos desgraciadamente tendrán más impacto en países pobres, que no solo verán desaparecer paulatinamente su biodiversidad, sino además reducirán sus ingresos por concepto de producción agrícola. Además, con el aumento de la temperatura, enfermedades que han sido endémicas a nuestro medio, como el dengue y la malaria, es muy probable que aumenten su incidencia. Las lluvias torrenciales seguramente también aumentarán la incidencia de enfermedades respiratorias y gastrointestinales, las dos mayores causas de mortalidad en nuestro medio.

Los mayores perdedores del cambio climático volveremos a ser, entonces, quienes vivimos en las regiones centrales de la superficie terrestre, y los que seguirán en ventaja serán los de siempre: los países desarrollados. Ventaja que les vendrá no solo de las nuevas oportunidades productivas que se les abren, sino también de los mejores recursos con que ya cuentan para afrontar las consecuencias del cambio climático. No deja de ser preocupante esta perspectiva, ¿No les parece?

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.