Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cuatro "joyas" y una "perla"
Por Walter Guillermo del Cid R. - Guatemala, 1 de septiembre de 2004
walterdelcid@lahora.com.gt

LAS CUATRO "JOYAS" SON NADA menos y nada más, que esos terroristas que hace ocho días fueron agraciados con un vil indulto por la ahora ex presidenta Mireya Moscoso en Panamá. Por lo tanto ahora ya saben quien es la "perla" con la que se complementa este joyero que insulta la memoria de quienes en su momento fueron las víctimas de estos asesinos terroristas. A partir de las cuatro de la tarde con quince minutos del 26 de agosto, en un gesto de valentía y solidaridad para con la dignidad de las familias de las víctimas de los terroristas indultados, el Gobierno de Cuba rompió relaciones diplomáticas con la República de Panamá.

MIREYA MOSCOSO A PARTIR de sus últimos actos como gobernante, será reconocida en los anales históricos como la cómplice y protectora del terrorismo. Su acto como bien lo califica la "Declaración del Gobierno Revolucionario", del 26 de agosto, es una acción repugnante y traicionera. En contra de quién es este acto repugnante y traicionero se preguntarán. Pues a mi juicio es en contra de la Justicia, la Democracia y la Dignidad humana. Veamos.

EL TRIBUNAL PANAMEÑO QUE JUZGÓ a los terroristas por la planificación del atentado en contra del Comandante en Jefe de Cuba, en el año 2000, condenó a Luis Posada Carriles y Gaspar Jiménez Escobedo a 8 años de prisión, en tanto que a Pedro Remón Rodríguez y Guillermo Novo Sampoll a 7 años. La entonces presidenta Moscoso "no esperó siquiera a que los tribunales superiores panameños dictaminaran sobre el proceso de apelación, (por lo ridículo de las penas) lo que constituye, además de una violación de la legislación panameña, una flagrante falta de respeto al Poder Judicial de su propio país."

ESA ALTERACIÓN AL DEBIDO PROCESO se produjo cuando ella firmó el decreto 317 de la Presidencia. No obstante el ejercicio del indulto se encuentra contenido en el artículo 179 de la Constitución Política de la República de Panamá, y establece que éste se puede otorgar por "delitos políticos, rebaja de penas y conceder libertad condicional a reos de delitos comunes". El terrorismo de conformidad con los instrumentos internacionales contra el terrorismo no puede ser considerado como un "delito político", mucho menos un "delito común".

LOS CUATRO TERRORISTAS NO SON más que viles delincuentes y mercenarios. Uno de ellos al servicio de la CIA (Posada Carriles), de ahí que el gesto tenga por objeto congraciarse con Los Halcones de la Casa Blanca. Olvida la hoy ciudadana Moscoso que los gringos no tienen ni guardan lealtades. Ellos sólo tienen intereses. Y los intereses de los gusanos de Miami influyeron en esta conducta con la que pretende ocultar los serios señalamientos de corrupción que pesan en contra de su gestión gubernamental. Olvidó la señora Moscoso que ya a un su coterráneo los gringos castigaron severamente. Manuel Antonio Noriega, antes gran colaborador hoy prisionero en cárceles norteamericanas.

LA PERSECUCIÓN Y EVENTUAL PRISIÓN SERÁ entre otras, una labor que se emprenderá bajo la administración que hoy se inicia con el hijo de Omar Torrijos, el Presidente electo Martín Torrijos. Hemos visto cómo se han pisoteado las leyes y la debida observancia a la más elemental de las acepciones de la justicia. Se han violado la constitución del país canalero y otras disposiciones de la normativa interna. Los gringos para variar, por ser sus protegidos y estando muy próximas las elecciones, han preferido admitir su culpa con su cómplice silencio. Pero aún no está escrita la última palabra…

Tomado del diario La Hora - www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.