Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Un recuento
Por Walter Guillermo del Cid R. - Guatemala, 1 de marzo de 2005
walterdelcid@lahora.com.gt

AYER CONCLUYÓ EL SEGUNDO MES del año, y puede ser oportuno efectuar un recuento de algunos hechos sucedidos en los últimos 28 días con miras a plantear algún escenario que pueda desenvolverse en los próximos treinta días. Los responsables de desarrollar las capacidades prospectivas andarán de vacaciones. Una vez se haya arribado al cumplimiento del mes catorce de los cuarenta y ocho de la actual gestión, habrá transcurrido un poco más del 29 % del total. Para unos ha sido un tiempo empleado en la recuperación de la "institucionalidad perdida" que se heredó del gobierno anterior. Otros en cambio sostienen que ha sido una cuarta parte de gestión que se ha perdido.

EL MES COMENZÓ CON LA PRESENTACIÓN de la renuncia al cargo de Secretario de Análisis Estratégico por parte de Edmundo Urrutia. Su salida se produjo en medio de un escándalo que actualmente se encuentra opacado, se traduce no obstante, en la pérdida de una importante esfera de influencia del Vicepresidente de la República, quien sigue relegado a ocupar el cargo de "apaga-fuegos" de las crisis políticas que produce el número uno. Esa primera semana de febrero Jean Ziegler, relator especial sobre el derecho a la alimentación, señaló las siete debilidades que el país debe superar para garantizar la por ahora secular y frágil seguridad alimentaria. Aquí el tema es de fondo, pues desnuda un cuadro de la estructura socioeconómica del país que se muestra endeble y a la que aún y con el reciente viaje a Brasil, no se vislumbra en el corto plazo una política más allá de la persistente mentalidad asistencialista.

DE LA SEGUNDA SEMANA DESTACO LA inseguridad que vivimos los guatemaltecos y que los pilotos de los autobuses se encargaron de evidenciar con el denunciado "cobro de impuestos" de circulación por parte de mareros, a la que las autoridades, como a otras manifestaciones delincuenciales, no han podido poner coto. Se manifestó en estos días la presencia de incendios forestales que amenazan la biodiversidad en muchas áreas del país y que pueden traducirse en pérdidas irreversibles. La resolución definitiva de la Corte de Constitucionalidad en cuanto a la negativa de hacer efectivo el pago a los exintegrantes de las Patrullas de Autodefensa Civil, puede ser un tema recurrente que podría manifestarse hacia la última semana de marzo, luego de la Semana Santa. Los criterios encontrados en torno al Tratado de Libre Comercio comenzaron a manifestarse.

EN LA TERCERA SEMANA SE RESALTAN los eventuales acuerdos con México. Y quizás aquí el problema más grande se refiere a un ámbito de la seguridad ciudadana que ha tenido como peculiar característica la insuficiente capacidad guatemalteca de frenar la incidencia del narcotráfico y de quienes viven del trasiego de personas y de piezas del riquísimo patrimonio natural y cultural de Petén. Los "halagadores" anuncios sobre la inversión mexicana en aquél departamento podría poner en un riesgo aún mayor la precaria presencia del Estado de Guatemala en el territorio más grande del país.

ASÍ NOS PODEMOS PERCATAR EN ESTE BREVE RECUENTO que el proyecto empresarial metido al manejo de la cosa pública podría naufragar en al menos cuatro grandes áreas: lo relativo a la acentuada inseguridad ciudadana, la poca o nula capacidad para disminuir efectivamente la pobreza, la salvaguarda del medio ambiente y la habilidad para persuadir a la población de las bondades de la ratificación del Tratado de Libre Comercio con el mercado más poderoso del mundo.

Fuente: www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.