Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Incapacidad imperial
Por Walter Guillermo del Cid R. - Guatemala, 4 de septiembre de 2005
walterdelcid@lahora.com.gt

EN LA HORA HEMOS INFORMADO AMPLIAMENTE de los lamentables sucesos que tras el paso del huracán Katrina, principalmente ha sumido a la población de Nueva Orleans, en una crisis propia de cualquier país cuyo "Estado fallido" sea el protagonista de una suerte de desaciertos, falta de previsiones y en suma una incapacidad extrema. Pero no. Lo que le está sucediendo a la gente allá en el sureño estado de Louisiana, es un ejemplo palpable de la tremenda incapacidad de los "Halcones" para atender a su población más allá de la pretensión mercantil alrededor del negocio de las armas y la hegemonía militar, que les ha caracterizado en los últimos años.

"Cuando las previsiones no dejaban lugar a dudas de que el huracán Katrina entraría al territorio norteamericano por la costa sur con vientos muy fuertes, el presidente Bush, sin interrumpir sus vacaciones, hizo un llamamiento con dos consejos básicos: huir de las zonas de riesgo y sobre todo rezar." Nos recuerda Luciano Alzaga, de la Revista Rebelión de España en un interesante artículo difundido este día.

Y A MÍ ME TRAE A LA MEMORIA OTRA EMBLEMÁTICA FRASE DEL presidente Berger respecto del alza incesante del precio del crudo, "tenemos que rezar para que baje". Bueno, aquí nos tenemos que resignar pues la ampliamente conocida dependencia de nuestra economía respecto del dólar estadounidense y que la generación de energía también depende de los hidrocarburos, es una expresión que se acepta pues, como país, estamos en la más completa subordinación del mercado internacional. Pero que la frase provenga del presidente de la por ahora "nación más poderosa del mundo", no sólo es de lamentar, sino de deplorar.

Y SUCEDE QUE LAS IMÁGENES DE UNA CIUDAD ANEGADA, con gente cuyas características no son las de los sajones pudientes o los canchitos gorditos, sino de personas de piel oscura, flacas algunas, con el agua al pecho, arrastrando pertenencias igual de modestas a si éstas provinieran luego de Tsunami, o de África o de Haití, son nada más y nada menos que de una ciudad de un país del "primer mundo". Son de una ciudad cuyos orígenes la ubican como una de las ciudades "europeas" en la "poderosa" nación del norte.

ENTONCES ES VALEDERO PREGUNTARSE ¿QUÉ OCURRIÓ, QUÉ está pasando? El alcalde hacía un justo reclamo al abandono, que de hecho fue dejada la ciudad. El presidente Bush ha reconocido los errores y los desaciertos. Entonces el "Imperio es un Imperio incapaz", tenemos que declararlo. La mentalidad del gobernante norteamericano no alcanza a comprender los requerimientos y las necesidades de su propio pueblo. Valedero es también preguntarse si sabrá entender lo que ocurre en el mundo o lo que ha provocado con su actitud y su afán bélico.

HOY EL MUNDO ESTÁ EN UNA CRISIS ENERGÉTICA, QUE según los expertos se anticipó unos veinte años. Hoy el mundo está sumido en una problemática generada por el enfermizo afán de hacerse de los recursos estratégicos por sobre cualquier elemental respeto a la autodeterminación de los pueblos. Y ahora, precisamente el pueblo norteamericano tendrá que admitir que en las elecciones de noviembre del año pasado cometieron un craso error al mantener en la presidencia a alguien no sólo incapaz, sino que además con sus obsesiones arrastra al mundo a una situación de conflagración irracional. ¡Qué conductor del imperio éste!

Fuente: www.lahora.com.gt - 030905


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.