Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Recuerdos del porvenir
Por Gustavo Porras Castejón - Guatemala, 1 de junio de 2007
gupocas@hotmail.com

¿Cómo podría ser posible que de unas elecciones surgiera una dictadura?

Para el poder oculto no significa mayor dificultad quemar decenas o centenares de urnas.

Cada día que pasa crece el temor de que las próximas elecciones generales se vean gravemente afectadas por la incidencia en el país de la violencia y la inseguridad. Lo más obvio son las conjeturas con relación a que esto, artificialmente agudizado en época electoral, “puede ser el inicio de una dictadura que llegue al poder por la vía de las urnas electorales, como producto de la desesperación ciudadana” (editorial de Prensa Libre, 23-5-05).

Según dicho editorial, la ola de violencia de los últimos días “tiene todas las características de ser el resultado de un plan cuidadosamente preparado” y, más que una acusación, “solamente es un llamado a que los ciudadanos comprendan que esta posibilidad puede estar convirtiéndose en realidad, y que, por lo tanto, Guatemala ya estaría en el camino que lleva a unas elecciones generales llamadas a convertirse en el engendro de una dictadura”.

¿Cómo podría ocurrir que de unas elecciones surgiera una dictadura, y no simplemente un gobierno autoritario que, muy a su pesar, se tendría que desenvolver en la cárcel de leyes erigida en nuestro país? Porque el verdadero tema es el de la dictadura, es decir, la capacidad de gobernar al margen del sistema jurídico vigente, con el objetivo de combatir al crimen organizado y a los llamados “poderes ocultos”. ¿Será que el combate incluye a estos últimos, son los poderes ocultos los que estarían creando condiciones para un régimen dictatorial? Lo cierto es que la seguridad ha puesto al rojo vivo la situación del país y su futuro político. En la Semana Santa de 2005 vino Donald Rumsfeld, entonces Secretario de Defensa de Estados Unidos. Al parecer su mensaje fue breve y conciso: EE.UU. no puede esperar a que en Guatemala, evolutivamente, se vaya resolviendo el tema seguridad, porque para Estados Unidos la seguridad es ahora, y por ello el planteamiento fue de fortalecer al Ejército nacional. No obstante, nada se ha visto a ese respecto y, por el contrario, la presencia de mil soldados estadounidenses en la frontera de San Marcos parecería indicar que, más que fortalecer al Ejército, se trataría de usar sus propias tropas.

El asesinato de los diputados salvadoreños, y los hechos subsecuentes parecen ser el punto de partida de una estrategia para propiciar un régimen político volcado al tema seguridad sin mayores trabas legales. Por eso se comenta que las elecciones venideras son un punto crítico en el marco de dicha estrategia. Si se desenvuelven normalmente, el escenario más probable sería un nuevo gobierno en condiciones similares, o aún más precarias, que el actual en lo que se refiere a seguridad, y con cuatro años por delante donde poco se puede cambiar. En suma: una perspectiva sin salida, aunque el tema CICIG puede ser un paliativo; una puerta para que la seguridad sea crecientemente un asunto internacional.

Siempre sobre seguridad – democracia – dictadura, el escenario más sombrío es el de unas elecciones cuyas debilidades técnicas (básicamente la colocación de 650 nuevas mesas y todo lo que ello implica) vayan a crear condiciones para protestas y cuestionamientos en muchas partes, y para el poder oculto no significa mayor dificultad quemar decenas o centenares de urnas y conducir a una situación en la cual se anulen las elecciones. Llega el 14 de enero de 2008 y no hay ni Presidente ni Congreso electo, y en ese contexto asume la conducción la CC y crea el marco de un régimen interino ad hoc: ¿será mucho especular o hay que tomar en cuenta esta posibilidad o algo parecido?

Fuente: www.sigloxxi.com - 090507 y 160507


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.