Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2006

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Asesinato y homicidio
Por Hubert Mooser - Suiza, 27 de abril de 2007

El suizo Erwin Sperisen era hasta hace poco el Jefe de la policía de Guatemala. Después de su retiro forzado, piensa venir a Ginebra.

Erwin Sperisen: desde su entrada en funciones en 2004 creció en 15% la cantidad de homicidios. (Foto: Luis Echaverria/EPA)

El automóvil incendiado fue encontrado en la carretera del Guatemala a El Salvador el 19 de Febrero, 2007. Adentro estaban los cadáveres carbonizados del chofer y de 3 diputados de El Salvador, miembros del partido de ultraderecha ARENA. Los asesinos eran policías a cargo de narcotráfico en la Policía Civil de Guatemala. Fueron arrestados, pero luego se les asesinó en la misma cárcel. Parece que en este asunto también estaban involucrados policías. Todos asuntos graves en que esta involucrado un suizo: Edwin Sperisen, Jefe de la Policía Civil de Guatemala, un suizo de doble nacionalidad. El que fue forzado a renunciar el 20 de marzo.

No esta claro cuanto sabe sobre estos delitos graves de su policía. Una comisión del Congreso lo investiga. También se habla ahora de esos asuntos en Suiza. Organizaciones locales de Derechos Humanos lo acusan de encubrir repetidamente los delitos de sus subalternos. Eso dice Ueli Leuenberger, vicepresidente de los verdes. El inició una interpelación en el Parlamento Federal suizo preguntando como piensa el gobierno reaccionar ante estas violaciones de los derechos humanos.

“Desde que que él está en ese cargo”, dice Umberto Mazzei, representante en Ginebra de la organización de Derechos Humanos Mesa Global, “la cantidad de delitos violentos aumentó mucho en Guatemala”. Sperisen fue nombrado Jefe de la Policía el 1º de agosto, 2004. Desde entonces la cantidad de homicidios creció en 15%. Los asesinos suelen ser miembros de la Policía Nacional Civil.

Un amigo manejaba escuadrones de la muerte

Desde el asesinato de los diputados salvadoreños y de sus asesinos, se habla abiertamente del envolvimiento de la policía con el crimen organizado. Sperisen se hunde cada vez más en ese fango. Javier Figueroa, número 2 de la Policía Nacional Civil y un amigo de juventud de Sperisen es señalado como el jefe de los escuadrones de la muerte de la PNC. Parece que se constituyeron para realizar una “limpieza social” en Guatemala. Figueroa, que ahora esta prófugo, acusa en una carta dirigida al Presidente Oscar Berger y con fecha del 27 de marzo 2007, acusa también a Sperisen: El estaba involucrado también en esos manejos sucios.

Su padre trabaja con la OMC

Contra Sperisen no hay un procedimiento judicial, por el momento. Desde que el Congreso de Guatemala pidió su destitución no se sabe donde está. Umberto Mazzei está seguro de que “Sperisen vendrá a Ginebra”. Ya su esposa y sus hijos están en seguridad en Ginebra. En Ginebra trabaja también su padre Eduardo Sperisen, como Embajador de Guatemala ante la OMC.

El Presidente Oscar Berger fue elegido con la promesa de limpiar la policía. El nombramiento de Edwin Sperisen para Jefe de la Policía sorprendió a todos. El hombre de 37 años no tiene ni la formación no la experiencia para ese “Job”. El trabajo antes en la sección de seguridad municipal de Guatemala City como guardaespaldas. Los espectadores asumen que los contactos de su padre lo ayudaron en ese salto profesional inesperado.

Los Sperisen son ciudadanos de Niederwil, en el Canton de Solothurn. El padre Eduardo, nació en Guatemala, pero regreso a Suiza cuando tenía 10 años.

Apenas estaba en el cargo ordeno el ataque a una finca invadida. La policía fusiló campesinos

Trabajó por un tiempo en Lucerna como ayudante en la policía para extranjeros de Lucerna. Regreso a Guatemala en 1968 e hizo negocios con vidrio y muebles de mimbre. Luego trabajo con asociaciones gremiales y logró un ascenso social. Durante poco tiempo fue el número 2 del Ministerio de Economía. Su hijo Erwin saltó al tope de la policía. Apenas estaba en este cargo cuando Sperisen ordeno, el 31 de agosto, 2004, el ataque a una Finca tomada por campesinos. Los policías asesinaron con fusiles de asalto a peones desarmados -hasta ahora nadie a tenido que justificarse.

Fuente: Das Schweizer Nachrichten Magazin; No 16/07 - Traducción: Heidi Trachtenberger


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.