Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Presupuesto y exclusión
Por Helmer Velásquez - Guatemala, 10 de febrero de 2007

Expresión real de voluntad política.

Los pobres y la pobreza estarán de “moda” en estos meses electorales. Se profundizará el discurso de la defensa de aquellos excluidos del desarrollo nacional y se multiplicarán los paladines prestos a resolver esta situación, ahora bien, no hace falta esperar un nuevo período gubernamental para iniciar acciones reales en esa dirección. Congresistas y autoridades financieras, tienen el instrumento claves para demostrar su “voluntad” política: reorientar el Presupuesto Nacional e iniciar el rompimiento del círculo perverso de la exclusión. Algunos factores claves a tomar en cuenta: 1) Una de las causas de la pobreza es el aislamiento comunitario por falta de vías de acceso. En consecuencia los caminos rurales deberán ser alta prioridad, del Ministerio concernido. 2) En educación la prioridad no debe ser únicamente el nivel primario, es ingente, la ampliación de la cobertura de la educación secundaria –abandonada conscientemente por el Estado–. 3) Salud en donde el reto es ampliar la cobertura, especialmente, en el segmento materno infantil, salud preventiva y nutricional. La construcción de hospitales y equipos. 4) La agricultura familiar prioridad indiscutible, si tomamos en cuenta que más del 80 por ciento de los pobres rurales dependen de la agricultura y la amenaza de hambruna debido a la crisis del maíz se ve venir.

Recomendamos a los señores diputados, revertir la orientación y el contenido del presupuesto del Ministerio de Agricultura y concentrarlo en el estímulo a la producción de alimentos, fomentando su productividad, con atención especial al maíz, frijol, hortalizas y la actividad pecuaria, estímulo y tecnificación de la organización social de los productores y fomento del acceso a tierra de buena calidad. Lo anterior sin dejar de lado las mejoras salariales de los trabajadores del sector público. La exclusión, como es obvio no se revertirá con un solo año de inversión, sin embargo, puede transformase esta acción en la piedra de toque para el arranque.

Este ejercicio político permitirá, al ciudadano conocer y calificar la actuación efectiva y real de los señores diputados, más ahora que casi todos van por la reelección, he aquí una brillante oportunidad para demostrar sus dotes de estadistas y estrategas del desarrollo nacional. Lo demás es demagogia. No basta con “obras” de complacencia que ni facilitan, ni promueven el desarrollo.

Fuente: www.elperiodico.com.gt - 080207


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.