Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¡A elegir!
Por Ileana Alamilla- Guatemala, 3 de septiembre de 2007

El temor del TSE parece confirmarse, pues las intensas lluvias están bloqueando caminos.

Ha llegado el momento esperado de dejar de escuchar en las radios y la televisión las tonaditas sosas, los mensajes insulsos y la desesperante y estrepitosa música que nos agobia en las calles.

Nos libraremos de los “creativos” spots televisivos que muestran las “formidables calidades y cualidades” de los aspirantes a cargos de elección popular, y nuestros ojos descansarán de la contaminación visual, si las autoridades cumplen con exigir que sea retirada toda la basura que se colocó en lugares públicos, de los que ni los árboles se libraron.

No cabe duda de que la considerable inversión que representa esa campaña es recuperable a corto plazo. En fin, ya la próxima semana tendremos un ambiente más sano en nuestro entorno, aunque prevalezca la expectativa de la segunda vuelta. Por lo menos habremos definido, bien o mal, quiénes ocuparán las diputaciones.

Esta coyuntura electoral fue pobre. Campañas negras aberrantes, multiplicidad de partidos, inconformidades reiteradas con la actuación anodina del Tribunal Electoral, que muestra una debilidad riesgosa para el sistema, por lo que ha debido ser acompañada y apuntalada por la comunidad internacional. Un partido burlado, otros favorecidos, pero una de las situaciones más graves ha sido la violencia política que arroja más de 50 víctimas y que afectó a varios partidos.

La escena está complicada, hasta el temor del TSE parece confirmarse, pues las intensas lluvias están bloqueando caminos. Pero hay otros obstáculos que empañan el panorama, tales como los siguientes: en Alta Verapaz, los patrulleros están ejerciendo presión, bajo amenaza de bloquear el proceso, si no reciben los pagos ofrecidos; en Baja Verapaz, la población ha mostrado su inconformidad de manera violenta; en Zacapa no existe plan de seguridad y hay funcionarios amenazados de muerte; en San Marcos priva la fuerte presencia de la narcoactividad; y en Aguacatán, Huehuetenango, ya está decidido que no se aplicará la descentralización.

Son más de 110 municipios diagnosticados como vulnerables, o sea que en la tercera parte de circunscripciones hay riesgos fundamentados en experiencias anteriores, quema de papeletas, de centros de votación, asesinatos, amenazas y ataques, problemas territoriales y étnicos o bien la gran presencia del crimen organizado.

Y es en ese escenario que tenemos que decidir quiénes serán nuestros mandatarios, o sea quiénes nos van a representar en el manejo de la cosa pública y a quiénes elegiremos para que legislen y fiscalicen en nuestro nombre.

Difícil tarea al ver las opciones que tenemos enfrente. Pero, en cumplimiento de un deber ciudadano, hay que tomar decisiones que afectarán nuestro entorno y al país. Así las cosas, estamos arrinconados a decidir por exclusión.

En primer lugar descartar a los narcotraficantes declarados o encubiertos, a quienes se les conozca vinculación con el crimen organizado. También debe descartarse a otros delincuentes y a quienes los representen, llámense corruptos, evasores de impuestos, traficantes de niños vía adopciones, contrabandistas, genocidas, etc.

Tampoco por los que ya sabemos que van a saquear el Estado y que se encubren con mentiras y engaños. O por aquellos que al experimentar los beneficios y privilegios del cargo, se adueñan de él y lo defienden con uñas y dientes.

Al depurar, nos quedan pocos: a los que conocemos por sus actos, por su consecuencia, su reputación, por su hoja de vida, que serán los que merezcan nuestra confianza. Ahora tomemos el tiempo para la reflexión y el recuento de virtudes y defectos de los escogidos.

De nosotros depende confiar y votar. De ellos, cumplir y no defraudar.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.