Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Luchas sincronizadas
Por Ileana Alamilla- Guatemala, 26 de septiembre de 2007

Una cuarta parte de asesinatos de periodistas en el mundo ocurrieron en América Latina.

Por iniciativa del Centro Knight para el Periodismo en las Américas y el Programa de Medios de Open Society, se realizó en la Universidad de Austin, Texas, una reunión histórica en la que organizaciones de monitoreo y defensa de la libertad de expresión y de prensa compartieron ideas, preocupaciones, propuestas y sugerencias para la vigilancia, monitoreo y defensa de estos derechos fundamentales para la democracia.

Las temáticas tratadas tienen que ver con las principales amenazas al ejercicio periodístico, los nuevos censores de la libertad de prensa, las tendencias en la violencia hacia los periodistas, así como temas sobre seguridad, protección del gremio y condiciones laborales adversas.

Factores comunes, como la impunidad, la ausencia de voluntad política, marcos jurídicos inadecuados, impericia en la investigación, la penetración del crimen organizado y la conflictividad social, determinan la falta de mejoramiento sustancial en la materia. Una cuarta parte de asesinatos de periodistas en el mundo ocurrieron en América Latina, el 73 por ciento en situaciones de paz y el 87 por ciento quedó en impunidad.

Los periodistas enfrentan riesgos latentes de muerte, ante la indiferencia de los Estados que no brindan las mínimas condiciones de seguridad, siendo el resultado de esta perversa combinación la autocensura creciente y generalizada que se complementa con la ausencia de debate sobre temas que son de interés público.

A pesar de la gravedad y efectos provocados por el silencio y la autocensura, la sociedad se siente ajena a esas problemáticas, que considera exclusivas de los periodistas, con lo que se anulan sus propios derechos ciudadanos de ser informados.

El discurso de apertura estuvo a cargo de Adela Navarro Bello, directora de la revista Zeta, de Tijuana, México, quien dio pruebas del coraje del personal de un medio reiteradamente agredido por el crimen organizado, que ha sufrido el asesinato de dos de sus directores y de su editor de Información, además de atentados, violencia física, presión oficial y cierre de fuentes, entre otras agresiones, y a pesar de lo cual sobrevive gracias a sus lectores.

La valiente periodista fue la ganadora del Premio Nacional a la Libertad de Prensa de este año, otorgado por el Comité de Protección al Periodista.

La reunión, que contó con la asistencia del Relator para la Libertad de Expresión de la OEA, mostró el potencial que existe en la defensa de un derecho, poco valorado por la sociedad y que no ha logrado cautivar el interés de la cooperación internacional, ya que se impulsa por convicción y de manera voluntaria por la mayoría de organizaciones.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.