Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Reclamo urgente
Por Ileana Alamilla - Guatemala, 28 de noviembre de 2007

La epidemia de la violencia hacia las mujeres no ha logrado que se le preste la importancia que reviste.

El 25 de este mes fue declarado Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres, en el primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe, celebrado en Bogotá, Colombia, en julio de 1981, fecha escogida para conmemorar el violento asesinato de las tres hermanas Mirabal, conocidas como las Mariposas, activistas políticas dominicanas y símbolos visibles de la resistencia a la dictadura de Trujillo.

El secretario general de la ONU exigió la erradicación de la violencia contra las mujeres, la que sigue siendo una de las formas más sistemáticas y frecuentes de violación a los derechos humanos en el mundo; se constituye en una amenaza para todas y en un obstáculo para los esfuerzos de desarrollo, paz e igualdad entre ambos sexos, afirmó Ban Ki-moon, quien aseguró que se están tomando medidas para sensibilizar a la opinión pública, crear la voluntad política necesaria y ayudar a los Estados a evaluar el alcance, la prevalencia y la incidencia de este fenómeno.

Violencia son golpes, daños físicos, sexuales, psicológicos; son empujones, amenazas, insultos, humillaciones, burlas, desvalorización o desprecio, coacciones, limitación de derechos, cuyo final puede ser el asesinato de las víctimas. Estas formas de agresión, toleradas y transmitidas por generaciones, constituyen un grave problema social y una flagrante violación a los derechos humanos que debe terminar.

En Guatemala, nuestro sistema de justicia no resiste el menor análisis. Las distintas instituciones que lo integran están muy lejos de ser eficientes en la prevención, investigación, deducción de responsabilidades y aplicación de castigos a quienes cometen estos crímenes que, según publicaciones de prensa, han segado la vida 370 de mujeres este año, en su mayoría, entre 16 y 50 años, y de 15 niñas entre 0 y 10 años.

La epidemia de la violencia contra las mujeres no ha logrado que se le preste la importancia que reviste, a pesar de que, a diario, las autoridades reciben aproximadamente 45 denuncias sobre violencia intrafamiliar y que dos guatemaltecas mueren diariamente en forma violenta. Estos hechos reclaman atención urgente, ya que provocan sufrimientos y otros efectos irreversibles.

Irónicamente, esta tragedia ha servido de inspiración para los publicistas de MD, un negocio de zapatos que, haciendo apología del femicidio y en afrenta a toda la sociedad, se atreve a promocionar sus mercancías, recurriendo a imágenes que nos muestran a todas las mujeres como capaces de dar la vida por el calzado.

Este ultraje debe ser reparado de inmediato y esa firma debería sumarse al reclamo del respeto a nuestras vidas.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.