Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Mantener el aplomo
Por Ileana Alamilla - Guatemala, Guatemala, 17 de diciembre de 2007

La lucha por los derechos y reivindicaciones de las mujeres ha sido larga y constante, del tamaño de las injusticias hacia su género y todavía “requiere de mucho aplomo, serenidad y sobre todo de unidad para lo que falta, pero sobre todo, confianza en sus congéneres y estar unidas para reclamar”, dijo la diputada chilena María Antonieta Saa Díaz, en una visita reciente a Guatemala, palabras sabias basadas en una larga y exitosa trayectoria de quien presidió la Comisión de Acusación Constitucional contra Augusto Pinochet.

En el ámbito político se perciben cambios. La elección de Cristina Fernández como presidenta de Argentina, la única mujer electa en su país a lo largo de la historia y la novena mandataria en América Latina, es una muestra de las conquistas en los espacios de poder.

Gonzalo Kmaid, uruguayo, señala que la participación de mujeres en cargos electivos en nuestra región, no supera el 10 por ciento, mientras que en países desarrollados del norte de Europa está por encima de 40.

Una investigación que actualmente realiza la Asociación Latinoamericana de Organizaciones de Promoción, en relación con la participación política de las mujeres (2007), ofrece una panorámica sobre el acceso a instancia de poder político, especialmente en parlamentos, ministerios y poder local.

En el mismo, se destaca la necesidad de contar con mayores grados de igualdad de género como un elemento clave para la profundización de las democracias y se reconocen las intervenciones de mujeres en diversas latitudes, las que fueron posibles “gracias al llamado triángulo de empoderamiento constituido por el movimiento de mujeres, las femócratas (nombre que se ha dado a las feministas que se han incorporado a trabajar en el Estado) y las feministas políticas”.

El análisis, muy valioso para entender las desigualdades y diseñar los correctivos, incluye aspectos sobre los meritorios aportes del movimiento de mujeres, de los organismos de las Naciones Unidas, así como los mecanismos nacionales y las políticas públicas de género en América Latina. Ese espejo también refleja la situación actual de la participación femenina, los avances y desafíos.

En nuestro caso, es muy útil contar con esas herramientas que rebasan los discursos y rebaten con competencia las necias reacciones de quienes, enquistados en nichos arcaicos, se niegan a reconocer las inequidades y exclusiones que deben ser abolidas.

El movimiento de mujeres guatemaltecas que se ha esforzado para alcanzar la democracia con equidad en el país debe ser reconocido por sus invaluables aportes en la lucha por el reconocimiento de sus derechos humanos, políticos, sociales y laborales, pero también por su aporte en la construcción de la institucionalidad estatal relacionada con los mismos, tales como la Secretaría Presidencial de la Mujer , la Defensoría de la Mujer Indígena y el Foro Nacional de la Mujer.

Las feministas y sus organizaciones seguramente diseñarán las estrategias adecuadas para alcanzar sus metas, construir las alianzas indispensables, tender puentes, impulsar negociaciones, sumar fuerzas e incrementar la participación ciudadana de las mujeres, un esfuerzo que beneficiará a toda la sociedad.

La administración Colón tiene la gran responsabilidad de atender las demandas legítimas y sustentadas de esa mitad de la población, sujetas políticas con derechos insatisfechos, capaces de propiciar cambios cualitativos, pero encerradas en círculos perversos que las encadenan a esferas privadas que limitan sus enormes potenciales políticos.

Una primera señal positiva será la inclusión de mujeres en el gabinete y en los cargos de decisión.

Fuente: www.pensalibre.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.