Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 1 - 2004

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Las luchas que vienen
por Dania Rodríguez Martínez - Noviembre 2003

El proceso electoral concluyó en su primera fase, la elección de diputados al Congreso de la República, al Parlamento Centroamericano y la elección de alcaldes. La segunda fase lo constituirá la segunda vuelta para elegir, ahora entre dos partidos, al presidente de la República.

Lo valioso que muchos ven, respecto de estas elecciones, es que se le dijo NO, a Ríos Montt, sin embargo podemos constatar que en el ámbito del Congreso de la República se constituyó como la segunda fuerza, y en el del poder local es el partido con el mayor número de alcaldías ganadas. Ahora faltará ver qué capacidad tendrán de sostener esa fuerza.

Un resultado notable de estos comicios es el hecho que el partido de izquierda Alianza Nueva Nación ANN, considerado de los “pequeños”, tenga a partir de enero 6 diputados (tres por el distrito metropolitano, dos por el departamento de Guatemala y uno por el nacional), y esto a pesar de la desventaja de no haber tenido candidato presidencial, es un hecho relevante pues incluso había quienes en sus “análisis profundos”, negaban su existencia y más aún su identidad ideológica, y veían como ilusorio el que sobreviviera y llegará a tener la representación que hoy se ha ganado para el Congreso.

En estas elecciones se dio también un llamado a todos los partidos, de cualquier orientación política, para hacer un rescate de su institucionalidad y a no verse reducidos a participar cada cuatro años en las elecciones. El llamado es también para ejercer una de sus principales funciones: ser verdaderos intermediarios entre la sociedad y el Estado.

Para ANN considerado un partido de izquierda y por lo tanto con mayores vínculos con los sectores sociales, esta intermediación será una de sus principales tareas y será muy interesante ver este reencuentro de luchas y causas que han estado ahí y no han logrado un verdadero enlace.

En ese contexto de verdadera intermediación que se desea construir, juega un importante papel la constitución del próximo Congreso, la que se ha visto como un riesgo y a la vez como una oportunidad. Por un lado ya no habrá aplanadora, lo que dará oportunidad a un verdadero debate, discusión y negociación entre las bancadas, por otro lado existe el riesgo grave de caer en la ingobernabilidad, por falta de acuerdos y consensos entre las bancadas, lo cual es previsible por el alto numero de diputados del FRG, que seguramente estarán en franca oposición.

La Alianza Nueva Nación tiene, en este momento, en sus manos una gran oportunidad, ahora podrá reafirmar ante la ciudadanía su compromiso con Guatemala y su gente, para ello será importante la fortaleza y unidad interna que tengan y puedan proyectar. Y por ello, no hay espacio para el sectarismo, el autoritarismo, los protagonismos estériles y las zancadillas entre sus miembros.

La ANN puede llegar a ser el partido que represente a la izquierda en el país, pero debe tener claro que eso no es gratis ni se da por arte de magia, debe ganarse ese espacio a base de trabajo con la gente, con la sociedad, sobre todo en las áreas rurales donde obtuvo un reducido numero de votos. Puede ser la esperanza o puede ser una nueva frustración de la izquierda guatemalteca, que sería devastadora, sobre todo en este momento en que se hace cada vez más necesario tener un referente.

ANN deberá tomar en cuenta que tendrá muchos ojos encima, que estarán vigilantes del papel que sus seis diputados y el partido desempeñen en los próximos cuatro años; así también deberá estar claro que el voto que determinó el número de diputados electos fue el voto metropolitano y el del departamento de Guatemala, en otras palabras fue el respeto y reconocimiento del trabajo congruente desarrollado por la diputada Nineth Montenegro, durante ocho años, lo que dio el triunfo. Esto debe llevar a una reflexión hacia lo interno del partido y apropiarse de las oportunidades que este momento les significa. Es también importante no olvidar el trabajo y esfuerzo de tantas personas por la construcción del partido y que seguramente esperan ver que el esfuerzo y dedicación puesta no fue en vano y se perciba congruencia en el desempeño del partido de hoy en adelante.

Desde ya en el Congreso de la República tienen un compromiso ineludible que es el impulso de la agenda de la Paz, de la que si bien es cierto se ha trabajado algunos temas, es necesario revitalizar su discusión y hacerla una agenda vigente y necesaria. Serán importantes también los mecanismos de comúnicación cabildeo y negociación que se tengan con las otras bancadas. Y con la ciudadanía encontrar mecanismos efectivos de encuentro que les permitan desarrollar el papel de intermediarios de sus demandas con el Estado.

El caudal de votos obtenidos por ANN debe hacer recapacitar a sus dirigentes, sobre que la sociedad está deseosa de una izquierda más democrática, que abandone el verticalismo que se heredó de la guerra y por lo que es señalada de forma negativa. Por ello es alentador escuchar al ex comandante Pablo Monsanto reconocer el trabajo legislativo de Nineth Montenegro, y externar que debe ser ella quien conduzca la bancada. Igualmente es alentador saber que una de las primeras acciones como partido es darle participación a los cuadros jóvenes que lo integran, y que con tanto entusiasmo han venido trabajando.

No nos queda más que visualizar con mucho optimismo esta nueva oportunidad que se presenta y que no es posible dejar pasar más. Así que, no esperamos más que una actuación congruente y a la altura de las expectativas de tantas y tantos que creemos que es viable hablar de una izquierda guatemalteca.

Tomado de Reporte Diario de análisis de tendencia - Tema del día - Nueva Época número 386
www.i-dem.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.