Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Por quienes soy la que soy
Por Iduvina Hernández - Guatemala, 26 de junio de 2007

Gracias a los maestros de las distintas etapas.

Junio es en Guatemala el mes de las lluvias suaves y también el del Día del Maestro (y la maestra). A estas alturas del siglo y de mi edad, estoy consciente de que desato furias y pasiones. Esa, la que soy y he llegado a ser a lo largo de estas décadas, ha tenido figuras referentes que han formado parte del cimiento de mi vida.

Todas esas personas, hombres y mujeres que me han servido de guía, merecen mi agradecimiento por su aporte y mi promesa de mantenerme en la línea que me ayudaron a trazar. De ellos y de ellas aprendí mucho de lo que me ha guiado y estoy segura de que, aún sobre el disenso con mis ideas, me siguen considerando su alumna. Quiero entonces enviar un abrazo de respeto y agradecimiento, a “la seño Victorina”, quien desde párvulos me orientó en los pasos iniciales del amor a la escuela.

Con ella, también, a Sara Ramírez González, quien en la primaria, estimuló mi amor y fascinación por el teatro y la cultura.

A Luis Ramírez, Marco Aurelio Chavarría, Óscar Cárcamo, Sara Taracena de Mauricio, entre los maestros de educación básica en el Rafael Aqueche. En la Escuela de Educación para el Hogar, son inolvidables todas las maestras, entre quienes recuerdo vivamente a Emilia Castillo de Madrid y Celia Escobar de García, junto a Velia Acevedo, Jesús Godínez y Alma Consuelo Aldana.

En la Escuela de Psicología de la Universidad de San Carlos, cómo no recordar a Luis de Lión, Jorge Roldán, Eugenio Aragón. En la Universidad, en el movimiento estudiantil, crecer con el ejemplo de Hugo Rolando Melgar, Alfonso Figueroa, Jhonny Dahinten, Manuel González, Rita Navarro y Guadalupe Navas. Todas y todos, de una u otra manera, estuvieron en la estructura formal de la educación que forjó mi pensamiento.

Sin embargo, hay también otras figuras que me han servido de guía y que también han forjado mis ideas. Entre ellas, los tíos Memo, y Tono, así como la tía Gloria, quienes apuntalaron los cimientos de la enseñanza de mis padres biológicos Óscar y Lily, o mis padres espirituales Ana, Mary, Óscar y Tiliano. Singular significado tienen Amado Cabrera Mérida, Adelso y, por supuesto, Silvana Mangano y Timonelín.

Ellas y ellos, en distintas etapas han guiado el camino de mi vida, abriendo las puertas al conocimiento. La ruta, ha sido mi decisión y no es su responsabilidad mi lista de fallas y errores. Por ellas y por ellos, he logrado ser lo que soy y por eso, a todas y todas, maestros y maestras, muchas gracias, con cariño.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.