Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Semana decisiva
Por Iduvina Hernández - Guatemala, 4 de septiembre de 2007

La presente semana resultará trascendental en varios aspectos de la vida en Guatemala. Obviamente, el evento electoral del domingo 9 habrá de acaparar la atención y tendrá, por supuesto, una parte en la cuota histórica. Sin embargo, otro acontecimiento previo también podrá dejar huella histórica en el país.

El jueves 6, en horas de la mañana, tendrá lugar una vista pública en la Corte de Constitucionalidad (CC). En dicha jornada, la CC escuchará los argumentos en favor de o en contra de que se desclasifique –se tenga a la vista de jueces y operadores de justicia-, un conjunto de documentos del Ejército de Guatemala. Documentos relativos a operaciones militares, realizadas entre 1982 y 1983, es decir, hace ya 25 años.

Con base en los argumentos expuestos, la Corte habrá de resolver en definitiva sobre un asunto que en todas las instancias previas ha habido decisión favorable a la desclasificación.

Tanto Efraín Ríos Montt como algunos de los otros militares que le acompañan en el banquillo como responsables de genocidio en Guatemala han insistido en que dichos documentos no se entreguen a los jueces. En su búsqueda de impunidad, Ríos Montt y sus cómplices han encontrado eco en las autoridades castrenses, quienes también se han manifestado en contra de la publicidad de dichos documentos.

En todos los casos, la argumentación es el Secreto de Estado en asuntos militares, pese a que dicho argumento carece de validez técnica y jurídica. Y carecen de validez puesto que los planes de campaña y los de operaciones que se han requerido, se refieren a hechos acaecidos hace más de dos décadas. Además de que el proceso en el que se aplicaron, el conflicto armado interno, concluyó hace diez años. Y, por si eso fuera poco, la ley es clara en afirmar que ningún documento, léase bien, ningún documento, será negado a los jueces, a fin de tener mejor criterio para calificar. De manera que, a estas alturas, mantenerlos en secreto y a resguardo de la justicia solo sirve de colchón a la impunidad.

Con esta audiencia y las elecciones, la semana habrá de ser decisiva en la vida política y social de Guatemala. Al igual que a la hora de elegir en la papeleta electoral, los magistrados de la CC también tendrán que decidir entre el pasado de vergüenza y genocidio o el paso hacia delante en la construcción de un Estado de Derecho pleno, con justicia y equidad. Para la justicia, los magistrados tienen la palabra. Para lo demás, tenemos nuestro voto.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.