Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Igualdad política
Por Irmalicia Velásquez Nimatuj - Guatemala, 29 de enero de 2007

Guatemala carece de una política de comunicación indígena, este vacío ha permitido que los canales de comunicación contribuyan a reproducir las diversas vestimentas del racismo. Y las etapas electorales son procesos que toleran, permiten y fomentan el desborde de esta opresión.

El derecho que los colectivos indígenas tienen a organizarse y a construir un comité cívico o un partido político, ha generado páginas de tinta cargadas de odio racial. La Hemeroteca Nacional resguarda editoriales que hoy son evidencia, porque muestran la posición oficial de los medios respecto a los indígenas y “el peligro” a que se organicen políticamente. En las páginas de opinión se han exteriorizado posturas xenofóbicas y en los campos pagados, de los sectores privados organizados, oposición a que los indígenas ejerzan este derecho.

Utilizado la categoría de “el racismo al revés”, del antropólogo Charles R. Hale, se prueba que al surgir Xel-Jú, en la ciudad de Quetzaltenango en 1972, los medios de comunicación argumentaron y reprodujeron que los racistas no eran los sectores criollos y ladinos que controlaban la ciudad, sino los k’iche’s por formar un comité y demandar el derecho a la igualdad política. Los periodistas redujeron el racismo a una acción, con el agravante que negaron un derecho y aislaron el racismo de la construcción del Estado.

En 1974, cuando el abogado Augusto Sac Recancoj inició su campaña electoral, como candidato a la alcaldía, la mayoría de radioemisoras y periódicos de la región, incluidos los de la capital, se negaron a venderles espacios publicitarios, ni pagando el 100 por ciento más. Con un estudio hemerocrítico de la prensa local, se ubicarían los ataques a ese colectivo. Uno de los periódicos que impresiona, por su racismo exacerbado hacia Xel-Jú, es Panorama Occidental.

Hasta el derecho a defenderse se les negó, el noticiero Corresponsal del Aire, que dirigía Moisés Aballí Bolaños, les forzó a pagar el derecho de respuesta al que tenían derecho, según la ley, para defenderse de los ataques racistas de Herber Rolando Serrano, pero además, les exigió que pagaran el derecho a respuesta sobre la respuesta que ellos estaban publicando. Los documentos de esta violación e injusticia están allí como evidencia.

Hubo excepciones como Publicentro Maya, en donde Sac Recancoj y el comité Xel-Jú pudieron comprar tiempo para transmitir su plan de trabajo.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.