Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Marxismo y luchas indígenas
Por Irmalicia Velásquez Nimatuj - Guatemala, 26 de febrero de 2007

Que la educación crítica llegue a las mayorías.

Una interrogante compleja de responder es ¿por qué los colectivos indígenas son severos críticos del marxismo a pesar de que el 90 por ciento vive en condiciones de pobreza? No hay respuestas únicas, pero los cuestionamientos indígenas no implican que automáticamente se deseche el marco filosófico y social que se generó de 1844 a 1895. De hecho, existen similitudes entre lo que produjo Karl Marx (1818-1883) en su vida como teórico, periodista y activista político, con las luchas indígenas amplias. Uno de los problemas es que mucho de lo que hoy se denomina marxismo no se deriva de la doctrina original y otro problema es que se habla con base en la ignorancia, porque pocos, hoy en Guatemala, estudian seriamente este marco doctrinal.

Son útiles los aportes de Marx que plantean que la teoría y la práctica son indisociables y esto lo cultivó. La crítica incisiva a las complejas relaciones inherentes al capitalismo. Enfatizar en la trascendencia de la Historia como un elemento de verificación. Trabajar porque la educación crítica llegue a las mayorías. El cuestionamiento a la filosofía idealista, dedicada a la contemplación del mundo, ajena a las miserias de los espacios sociales cotidianos. La renuncia al Estado, planteando que la sociedad es la que debe determinar al Estado y no al revés. Y con base en los excesos de China, argumentó que la religión es como el opio que impide la liberación de los pueblos.

Algunas de las divergencias con pueblos indígenas son que las soluciones políticas las depositó en una sola clase de la sociedad: el proletariado. En remarcar que la alineación fundamental del hombre es la económica. En invisibilizar el trabajo de las mujeres y en el espacio marginal en que colocó la espiritualidad de las sociedades.

A la muerte de este filósofo no existía el marxismo. Esta doctrina se construyó con base en la producción de Marx y de Friedrich Engels (1820-1895). Y a partir del siglo XX, en el mundo surgieron tres tendencias, aunque no las únicas. El marxismo-leninismo, el marxismo-troskiano y el marxismo-maoísta. Algunos argumentan que la segunda y la tercera son derivaciones del marxismo-leninismo clásico, pero es aún una discusión inconclusa, lo cierto es que tienen divergencias en su doctrina. Fue, aunque no exclusivamente, del marxismo-leninismo del cual se nutrieron los grupos guerrilleros que operaron en Guatemala de 1960 a 1996.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.