Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Jordán Rodas Andrade
Por Irmalicia Velásquez Nimatuj - Guatemala, 13 de agosto de 2007

Su decisión de representar al Comité fue clara.

La historia personal de Jordán Rodas no difiere de la mayoría de la de su generación. De hecho, durante su educación primaria no tuvo amigos indígenas, mantuvo algunos en su adolescencia y conservó pocos en la universidad. Proveniente de una familia ladina de clase media, su conexión con las demandas indígenas le llegó cuando finalizaba su formación de abogado. Nada extraño en una ciudad como Quetzaltenango, donde legendariamente dos pueblos definidos -en términos de poder y de posicionamiento racial- comparten un territorio, pero no conviven.

El haberse formado bajo la influencia del marxismo leninismo le permitió comprender la opresión de clase, pero no la opresión racial. Y en ese tema, su escuela fue el Comité Xel-Jú, al que llegó en 1996 sin conocer a nadie. Con la fuerza de su juventud se incorporó a la campaña y, después, en el cargo de Síndico Municipal Segundo (1996-2000) donde empezó a tejer redes con el mundo k´iche´. Posteriormente, apoyó la campaña pasada, siendo el único miembro de la planilla que el Comité colocó en el actual Consejo Municipal (2004-2008). Desde allí mantiene una fuerte oposición, defendiendo las urgencias de la población y los intereses del Comité. Es más, dentro del Concejo Municipal se caracteriza por defender las demandas k´iche´ ante el inmovilismo de quien, siendo k´iche´, ha sido incapaz de asumirlo.

A inicios de este año, el Comité abrió la convocatoria para precandidatos y fue, propuesto, por la instancia de mujeres y el subcomité del barrio Santa Ana. Su decisión de representar al Comité fue clara, abierta y pública, actitud valiosa en Rodas sabiendo que, dentro del Comité, algunos sectores de indígenas se resistían a cederle la candidatura. Con sagacidad y cabildeo presentó una propuesta basada en buscar la alcaldía y en entregar un Xel-Jú renovado, sustentado en valores indígenas, pero inyectado con la fuerza de la juventud ladina, k´iche´ y mestiza, lo que le permitió obtener la nominación.

Rodas posee un sólido currículo académico, pero su mejor carta de presentación histórica será su habilidad de haber podido romper el conservadurismo y disipado los válidos temores de Xel-Jú.

Hoy, con su candidatura, el emblemático Comité esta aportando a escribir en los anales políticos del país, que desde el interior se está contribuyendo a la transición de dejar de ser un Estado liberal para empezar a transitar por un Estado multicultural.

Fuente: www.elperiodico.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.