Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Seguridad humana
Por Jaime Barrios Carrillo - Estocolmo, 12 de junio de 2005

La académica norteamericana Carolyn Shaw ha señalado oportunamente que en la era de la posguerra fría los términos sobre seguridad hemisférica se han redifinido. El tradicional concepto de seguridad regional basado en las estrategias geopolíticas se ha ido ampliando gradualmente con nuevas dimensiones y áreas.

¿Pero ha habido realmente cambios en el tutelaje que Estados Unidos han ejercido en el continente? Comenzaron con la teoría Monroe que otorgaba a los norteamericanos la supremacía y el control del continente frente a sus posibles competidores europeos. Luego vinieron los intereses geopolíticos durante la Guerra Fría. Actualmente imponen estrategias antinarcóticas y antiterroristas.

La concepción de "la amenaza externa" ha sido una constante. Si Estados Unidos percibe una amenaza, ésta debe ser percibida también por los vecinos del Sur, que tendrán que colaborar; de lo contrario estarían metiéndose en zonas prohibidas por el Pentágono y ahora el nuevo Department of Homeland Security.

Es preciso recordar que con el fin de la Guerra Fría terminaron también "las Guerras Sucias" en América Latina. Las fuerzas armadas latinoamericanas perdieron el papel de actores políticos y pasaron a supeditarse al nuevo poder civil. En pocas palabras: se quedaron sin enemigo, al mismo tiempo que fueron sometidas a la presión de la sociedad civil para aclarar las violaciones de los derechos humanos.

Sin embargo, los sucesos del 11 de septiembre vinieron a cambiar el escenario y devolverle a los militares un papel protagonista. Un hecho revelador es el discurso del Jefe del Comando Sur ante el Congreso de los EE.UU. el año pasado, en el que desarrolla la teoría de la seguridad norteamericana relacionada al control del continente. El general James T. Hill habló de los peligros y amenazas que implican una implementación de la política de seguridad interna de Estados Unidos en América Latina, sobre todo a través de la colaboración militar.

Una prominente académica argentina, Rut Diamint, ha seguido este proceso y le preocupan las dificultades de la democracia frente a la amenaza latente de la militocracia. Rut Diamint recalca el giro de la política de seguridad de Estados Unidos después del 11 de septiembre. Los militares latinoamericanos volvieron a tener apoyo de Estados Unidos y se da de nuevo una colaboración de militar a militar, lo que según la académica, debilita el proceso democrático en América Latina.

En América Latina se realizan esfuerzos propios contra el terrorismo, como el Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE) creado en 2002. El CICTE ha identificado una agenda con puntos como la pobreza y sus aspectos sociales. Es decir, la seguridad vista como "seguridad humana" y que comprende aspectos ecológicos, sociales y la seguridad alimentaria.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.