Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Conferencia en Bruselas
Por Jaime Barrios Carrillo - Estocolmo, 14 de mayo de 2007
aladinomas@hotmail.com

Poca atención se ha dado a la Conferencia Internacional celebrada recientemente en Bruselas, inaugurada por Hans Gert Poettering, presidente del Parlamento Europeo. El tema fue: “A 10 años de los Acuerdos de Paz”.

Con la excepción de la URNG, de participación obligada por ser firmante de los Acuerdos, ningún otro partido estuvo presente. Lo que ratifica el desinterés por los trillados y no cumplidos Acuerdos por parte de los partidos. También es muestra de la falta de compresión de la clase política sobre la cooperación internacional, en este caso la europea.

A pesar del anuncio inicial del vicepresidente Stein de que asistiría encabezando la representación del Estado, no llegó, y la delegación oficial fue relegada a nivel de una viceministra ( Marta Altolaguirre). Seguramente Eduardo Stein ya no aguanta las críticas de la comunidad internacional por el poco avance de los Acuerdos, ni tampoco soporta las quejas de organizaciones de la sociedad civil, ante el empeoramiento de las condiciones sociales (especialmente la inseguridad y la pobreza).

Y es una pena, pues es Guatemala la que pierde. Y son el nivel y tamaño de la cooperación los que se ponen en riesgo. Sobre todo ahora que se ha entrado en la negociación de un Tratado de Comercio con la Unión Europea.

No olvidemos que el país carece de una política estatal coherente para la cooperación. Además, no se tiene la llamada SRP o estrategia de reducción de la pobreza. De hecho, los últimos tres gobiernos han priorizado el endeudamiento sobre la ayuda directa, para evitar las condiciones que demandan significativas reformas y el fin de la impunidad.

En la Conferencia de Bruselas se realizaron talleres y se dieron informes que, en general, desembocaron en la urgente necesidad de cambios. Se resaltó, entre otros temas, la falta de seguridad alimentaria y las carencias en el sistema judicial guatemalteco. Poco pudo presentar ni defender el Gobierno a través de sus actores enviados, Altolaguirre y Norma Quixtán.

Hay, sin duda, escepticismo en la comunidad internacional en cuanto a la efectividad de la cooperación, si el Estado no impulsa los procesos pactados en 1996. Lo que significa, y teniendo en cuenta la Agenda de París o nuevo marco mundial para la cooperación, que Guatemala perderá terreno, y serán otros Estados, más capaces y proactivos, los que gestionen con éxito la ayuda internacional.

La falta de unidad nacional es dañina. Sobre todo en dimensiones internacionales. Debería haber por lo menos unidad de visiones, lo que no implica ausencia de espíritu crítico. Pero si los Acuerdos son sólo pretexto para mandados burocráticos, estamos perdidos. El gobierno de Berger sale con mala calificación en este campo. A pesar de lo que pueda a veces decir Stein o lo que finja Frank La Rue o la comedia que le toque representar a Norma Quixtán cuando van afuera.

Fuente: www.sigloxxi.com - 130507


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.