Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Ruptura política en España?
Por Jaime Barrios Carrillo - Guatemala, 16 de septiembre de 2007

Díez había competido con Zapatero por la dirección del PSOE.

Los ánimos se caldean y el ambiente se presta al enfrentamiento verbal.

Zapatero a tus zapatos, comentó un periodista español al saber que Rosa Díez renunciaba al Partido Socialista Obrero Español PSOE. Se refería a los desafíos que deberá enfrentar Luis Rodríguez Zapatero, en su doble papel de jefe de gobierno y departido. Díez había competido con Zapatero por la dirección del PSOE en 2000.

España presenta un escenario tradicionalmente estable, en lo referente a lacomposición de partidos con representación nacional y parlamentaria. Por un lado, el PSOE en la centroizquierda. Gobernó de 1982 al 1996, volviendo al poder con Zapatero en 2004. Los socialistas se han aliado con el nacionalismo catalán. En la derecha, se ubica el Partido Popular, fundado en 1989 y dirigido ahora por Mariano Rajoy. Y en la izquierda, Izquierda Unida, partido formadopor los antiguos comunistas.

Socialistas y populares constituyen los dos grandes partidos de España. Los comunistas tienen una representación de apenas 5 por ciento. Lo anterior ha producido en la práctica un sistema bipartidista, ideológicamente definido: centro izquierda contra derecha reformista. Mas a nivel regional, los partidos nacionalistas tienen una gran importancia en Cataluña y Galicia.

La cuestión vasca sigue sin resolver. Y el Partido Popular acusa constantemente a Zapatero de falta de firmeza. Las críticas de la derecha recalcan también el supuesto peligro de la desintegración de España. La respuesta de los socialistas ha sido la calificación de ”sobredimensión”, a esta cuestión defragmentación. Por lo contrario, los socialistas propugnan la desentralización y una política de alianzas con nacionalistas catalanes, gallegos y aun vascos. Loque ha sido hasta ahora, más que una válvula de escape, una vía para mantener una España unida pero diferenciada.
De todas maneras, el anuncio de Rosa Díez de que pronto será constituído un nuevo partido de centro, llamado Plataforma Pro, no ha dejado de causar efectos y resquemores en la arena politica. Este nuevo partido, parte del socialismo y se manifiesta con intelectuales orgánicos como el filósofo Jaime Revert. El partido en formación alcanzaría los requisitos para participar en las próximas elecciones en la primavera del 2008 y estaría no sólo fraccionando al PSOE sino buscando los votos de sectores del Partido Popular, cansados de la retórica de enfrentamiento de Rajoy.

Sin embargo, no deja de haber lugar para el escepticisimo.Ya antes han habido intentos de levantar una plataforma política en el centro.Y siempre han terminado en el fracaso.

La piedra de toque del debate electoral, a pesar de la estrategia del Partido Popular de levantar la cuestión del ETA y la fragmentación de España,podría ser otra. U Otras. Sobre todo problemáticas referidas a la economia y la imparable inmigración.

Los ánimos secaldean. Y el ambiente se presta al enfrentamiento verbal y la descalificación. Antesala difícil para una campaña electoral, que puede marcar el futuro inmediato de España.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.