Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cambios climáticos
Por Jaime Barrios Carrillo - Guatemala, 18 de noviembre de 2007

“Tenemos todo lo que se necesita para salvar la Tierra”. Al Gore.

La era del automóvil ha rebasado la capacidad de desgaste del planeta.

En la ciudad española de Valencia, se han reunido esta semana expertos y personalidades de todo el mundo, para discutir durante 5 días los contenidos del Informe de Naciones Unidas sobre cambios climáticos. El premio Nobel de la Paz, Al Gore no podía faltar. Gore parte de una visión optimista sobre una situación dramática: “tenemos todo lo que se necesita para salvar la Tierra”. Y en seguida se lanza a criticas contra los que llama ciegos y sordos, que no quieren entender ni hacer nada por los grandes problemas ecológicos del mundo.

El ansia depredadora del industrialismo postmoderno se mostró también en el último reporte del World Wildlife Fund (WWF). Se le tomó el pulso al ecosistema de la Tierra, con base en la llamada huella ecológica, que consiste en medir por hectárea cuánto consume cada habitante en relación a lo que la Tierra reproduce. La huella ecológica mide el impacto sobre la biosfera. Entre 1970 y 2003 se ha triplicado. El dióxido de carbono, por el uso de combustibles fósiles, es el componente de crecimiento más rápido de la huella mundial, al aumentar en más de nueve veces de 1961 a 2003. Tenemos sin duda un deficit ecológico peligroso.

Pero el consumo mundial sigue aumentando, aunque no ha desparecido la pobreza, sino por el contrario ha aumentado en bastantes partes. El consumo exagerado en los países más ricos está devorando el planeta y estamos ante el dilema de cambios en el estilo de vida o continuar hacia la catástrofe. Los cambios climáticos, las inundaciones y las sequías prolongadas son signos de que algo grave está pasando.

Los países más industrializados están acabando los recursos naturales. La era del automóvil y el avión ha rebasado la capacidad de desgaste del planeta. Demasiados gases crean fallas irreparables al corto plazo en el ecosistema, como el conocido ”efecto invernadero” que conduce a la destrucción del ozono y la protección natural del planeta contra la radiación solar.

Pero no se trata sólo de las naciones más ricas. La India y China están creciendo económicamente a pasos agigantados y con una población que representa casi la miad del planeta. ¿Cómo será cuando todos los chinos tengan automóviles y refrigeradores? ¿Y cómo será con el aumento de hindúes en las estadísticas de turismo y viajes por avión?

El informe de Naciones Unidas sobre cambios climáticos ha sido resultado de un esfuerzo hecho por 2,500 investigadores de 130 países. El punto central del informe es que los cambios climáticos son causados por la humanidad y se insiste que será más costoso y más peligroso si no se hace nada ahora. El informe viene a hacer presión para que se agilicen los cambios y para que haya un ambiente más proactivo, en la próxima conferencia mundial sobre cambios climáticos en las islas de Bali.

La conciencia ecológica no es un histerismo. Más bien resulta una necesidad imperativa para frenar el consumo exacerbado de los recursos naturales y a la vez luchar por un mundo más equitativo.

Fuente: www.sigloxxi.com


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.