Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 2 - 2005

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¿Hasta cuándo?
Por José Carlos Marroquín - Guatemala, 12 de noviembre de 2005
jcmarroq@lahora.com.gt

Anoche me preguntaba ¿quién puede retar a Gobernación tirándoles granadas? Y las ideas se me atropellaban en la cabeza analizando si habrán sido los prófugos, los narcos, las maras, gente interesada en que le echen el muerto a un sector militar o simplemente que hayan sido las mafias a lo interno de las fuerzas de seguridad civil.

Sin embargo, la inseguridad no es el problema sino el síntoma que refleja la enfermedad. El problema real es el crecimiento desmedido de los grupos delincuenciales por la falta de generadores de esperanza que comprometan a la ciudadanía con el desarrollo del país.

¿Por qué en El Salvador se ha mantenido el modelo empresarial de gobierno? Sencillo. Porque cumplen una agenda social mínima que hace pensar que se trabaja por el bienestar de los más necesitados aun cuando no sea esa la realidad de los gobernantes de ARENA.

Podemos tener el mejor sistema de combate al crimen en el país, pero mientras no tengamos un remedio a la inmensa capacidad de reclutamiento que tienen los criminales, seguirán creciendo en número y cometiendo delitos cada vez peores.

Con cólera, hablé por teléfono con un amigo, le pregunté ¿hasta cuándo vamos a entender? Lamento el estado de quien resultó herido ayer en el ataque a Gobernación y me pongo a pensar las consecuencias que hubieran podido quedar en el peor de los escenarios y es dramático.

“Ganará más el que pegue más botones”, dice el mandatario cuando se le cuestiona sobre la situación económica del país, de las familias guatemaltecas o, simplemente, de aquel padre que llega con angustia a su casa de no saber si le alcanzó a la esposa para hacer cena a sus hijos.

Urge que se defina una agenda social que, en la medida de lo posible, haga andar el sistema en favor de toda la población, porque hoy por hoy solo tenemos una política de desprecio e incomprensión hacia la desesperante economía familiar de la mayoría de los guatemaltecos.

Asaltos a bancos, secuestros, impuesto territorial, narcotráfico, etc. Todas esas actividades continuarán mientras no se garantice un futuro al menos digno para aquellos que decidan someterse a la legalidad de la sociedad.

Carlos Vielmann puede tener la mejor disposición de trabajar; nos puede gustar su forma de dirigir Gobernación o podemos creer que alguien lo haría mejor. Personalmente, creo que podemos tener a cualquier superhéroe en dicha cartera que no podremos tener resultados satisfactorios mientras la agenda social de un país esté basada en pedir que “se aprieten el cinturón” o que “peguen más botones”.

Hay que enfrentar la situación. Cuesta mucho encontrar satisfactores en Guatemala y si ponemos atención en las calles, vemos rostros de malestar, de angustia, de seriedad y en muy pocos casos encontramos sonrisas que no sé si son de euforia o de optimismo.

¿Queremos que terminen estos hechos de violencia? Generemos una sociedad digna que nos permita identificarnos con ella. Mientras sólo querramos que se “aprieten” los que están más fregados, seguiremos alimentando los listados de criminales.

Tomado de www.lahora.com.gt


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.