Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Hay que librar y ganar la batalla por la verdad
Por Javier De León - Guatemala, 19 de noviembre de 2007

Las declaraciones hechas por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, señalando al ex presidente español José Maria Aznar de “fascista” y de tener conocimiento y haber apoyado el golpe de estado en Venezuela en 2002, puede ser interpretado de muchas formas. Para algunos son argumentos sin fundamento, es retórica, es populismo. Pero para otros, el significado es totalmente diferente, es una muestra de dignidad y denuncia ante tantos años de colonialismo, y de decir basta ya, como el mismo presidente Chávez lo expreso.

Para otros, las denuncias hechas por el presidente Chávez constituyen esa tarea diaria de denuncia de las políticas imperiales impulsadas desde Washington, que sirven de dique a las políticas de dominación capitalista. Utilizando para ello a sus más fieles vasallos (para ponerlo en términos monárquicos), como los presidentes Saca de El Salvador y Uribe de Colombia, pero particularmente el ex presidente Aznar.

De lo que no cabe duda, es que lo que subyace en este incidente de la clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana, es que la derecha no descansa en sus objetivos y prueba de ello es lo que el presidente Chávez denuncia sobre las políticas de desestabilización en Venezuela.

Aunadas a estas acciones realizadas por la derecha, las que desde Bolivia se presentan como una campaña internacional en contra de Venezuela, Bolivia, Ecuador y Cuba, hechas casi de forma abierta, y también existen y se desarrollan otro tipo de ingerencias, en otras latitudes del mundo, funcionando como una especie de arma silenciosa. Es entonces que el adoctrinamiento ideológico juega un papel importante en la expansión de este tipo de pensamiento.

Precisamente, es este uno de los medios más eficaces, ellos lo saben. Aznar lo sabe, por eso no resulta casual que presida en España la famosa Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales, FAES. Una fundación privada española que trabaja en el ámbito de las ideas y las propuestas políticas ligada al Partido Popular, PP. Según la misma FAES su principal objetivo es la formación política y el desarrollo de los principios ideológicos que fundamentan a la derecha.

Así mismo la FAES, se constituye como un think thank (tanque de pensamiento), como la derecha le ha dado por llamar a las instituciones que se dedican a la investigación que ofrece ideas o consejos sobre asuntos relacionados con política, comercio e intereses militares. En donde trabajan teóricos e intelectuales multidisciplinares que elaboran análisis, sobre situaciones determinadas.

Posiblemente, uno de los rasgos más sobresalientes de los denominados think thanks es que a partir del desarrollo de ideas, buscan brindar “alternativas políticas” y de pensamiento diferentes a las del socialismo, que puedan ser asumidas por lideres políticos para traducirse en programas de acción política.

La FAES no sería más que una institución que desarrolle el ideario de la derecha, sino es porque su objetivo es también encaminar un alineamiento lo más cercano posible con el neoconservadurismo estadounidense. Expresado en ser partidario de las políticas neoconservadoras implementadas por la administración del presidente Bush, apoyando las intervenciones militares como la de Iraq.

Sobre este aspecto el presidente Chávez también hizo una alusión en su pasada intervención en la XVII Cumbre Iberoamericana, señalando a José Maria Aznar, presidente de la FAES, como uno de los máximos impulsores de la política imperial del presidente Bush.

Pero como ninguno de los hechos denunciado por el presidente Chávez se dan de forma aislada. Congruente con la función desempeñada por la FAES, y como todo lo que tiene que ver con la desarrollo y promoción de las ideas, supuestamente, de la libertad política, intelectual y económica, no se reduce al territorio español, José María Aznar, presidente de la FAES, el viernes 16 de noviembre, en Guatemala, ante estudiantes de la Universidad Francisco Marroquín, presento el informe denominado “América Latina: una agenda de libertad”. Misma que se fundamenta sobre la tesis que señala que “América Latina es una región amenazada por la explosiva combinación de populismo e indigenismo”.

En nuestra opinión, el objetivo de esta actividad académica, como muchas que se desarrollan desde instituciones como la Universidad Francisco Marroquín, no es otra cosa que un programa encaminado al adoctrinamiento de centenares de jóvenes guatemaltecos, como ha ocurrido en otros países, especialmente los de Europa y EEUU, para la defensa del actual orden de cosas.

Por esta razón es que se hace necesario repetir, fundamentar y desmentir las mentiras del imperio. Y divulgar la verdad como una necesidad vital. Como una obligación que exprese nuestra moral histórica, como lo dijo el mismo presidente Chávez.

Fuente: www.i-dem.org - Nueva Época número 1332


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.