Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

¡Bravo por las mujeres con opinión!
Por Juan Fernando Hernández E. - Guatemala, 5 de mayo de 2007
prosopis_2006@yahoo.com.mx

Ahora que ha arrancado oficialmente la campaña política se hace cada vez más necesario saber cuáles son las verdaderas propuestas de los candidatos en todos los aspectos. Anteriormente he expresado mi preocupación porque hasta ahora ninguno de ellos ha expresado cuál es su agenda ambiental. Incluso he dudado si es que tienen alguna. ¿Puede alguien de veras creer que es posible hacer política honrada y veraz y manejar una nación sin saber cómo van a enfrentar los problemas ambientales de un país cuya misma existencia depende de que esto ocurra? Ya pasaron los oscuros tiempos en que se creía que sólo con fábricas y fincas, máquinas y grandes represas y más y más energía contaminante se lograría el “desarrollo”. Sin embargo, parece que todavía hay mentalidades fosilizadas que creen que sólo con el desarrollo económico “a la antigua” –sin control y sin medida- se puede lograr salir de la pobreza.

Estas mentes fósiles aún abundan en las columnas de opinión y los programas de radio. Ojalá que no sean ellas quienes aconsejan a los políticos, sean estos candidatos a presidente, alcaldes, jueces o diputados. Si así fuera, de veras estamos condenados a vivir otros cuatro años de retroceso, al cabo de los cuales la situación ambiental de nuestro país será aún peor que la actual y los efectos de las sequías, huracanes, hambrunas e incendios se sentirán cada vez con más intensidad. Habrán ocurrido más extinciones y muchas de las especies cuya explotación racional podría conducir a un verdadero desarrollo habrán desaparecido.

Sin embargo, es esperanzador que existan mujeres con opinión clara y madura, preocupación honrada y visión de futuro que saben muy bien cuáles son las líneas que deberían seguirse para que nuestro país no sólo sobreviva, sino que también avance hacia un desarrollo integrado de la sociedad con el ambiente, de la justicia con la paz, de la igualdad y la multiculturalidad con el respeto de todos para todas.

Entre ellas cabe destacar la labor de Magalí Rey Rosa, quien durante años ha luchado porque se respete al planeta, al ser humano y sus comunidades, a su cultura y su opinión. Cuando Magalí se pregunta cuál es la propuesta ecológica de los aspirantes, no expresa solamente su opinión (que algunos tachan de ecohistérica) sino que la de todas y todos aquellos seres humanos que deseamos vivir en un mundo más limpio y fresco, en un país donde abunden el aire y el agua puros, donde no exista hambre, pobreza, discriminación o injusticia. Puede que mucha gente no sepa que en realidad desea estas cosas. Puede que esta gente no sepa cómo expresar su ferviente deseo por que las cosas cambien para mejorar. Pero para eso está Magalí, vocera fiel de quienes deseamos lo mejor para el planeta, el país y la sociedad.

También es esperanzador que una pertinaz luchadora por la verdadera libertad, Margarita Carrera, se exprese con tanta claridad sobe los principios fundamentales que debieran regir una sociedad que se precie de ser “moderna”. Margarita no sólo defiende a la mujer y a la cultura, también defiende a muchos sin voz, sin acceso a la opinión, a aquellos que de una u otra forma se les ha cerrado la puerta para que puedan expresarse. Margarita, al establecer de manera tan clara de que el interés general debe prevalecer sobre el interés individual, manifiesta su adherencia a los principios de quienes somos conocedores del ambiente y que sabemos que protegiendo al ambiente y manejando adecuadamente nuestros recursos naturales nuestra sociedad puede salir adelante y no hundirse de manera definitiva como un “estado fallido”

También están las voces de Rita María Roesch, Carolina Escobar y Marielos Monzón, cuyas columnas, aunque no necesariamente parezcan ambientalistas, tienen el sabor de aquellos que nos preocupamos por la vida.

Por eso es que hago un llamado también a los hombres, a aquellos que escriben o expresan sus opiniones por la radio o la televisión a que se unan a las voces de las mujeres. Siento que los hombres que abogamos por defender la vida, la multiculturalidad, la verdad y la justicia y la explotación racional de los recursos naturales aún somos pocos. ¡Vamos compañeros! Expresemos también nosotros nuestra opinión y exijamos a los políticos a que nos escuchen.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.