Revista electrónica de discusión y propuesta social 
Revista · Documentos · Archivo · Blog   Año 4 - 2007

::::albedrío::::

Revista
Editorial
Artículos
Entrevistas
Noticias

linea

Redacción

linea

Enlaces

linea

SiteMap
Contacto


Otros documentos de consulta

De orden internacional
De carácter oficial
Comunicados

 

 

 

Cada vez peor…y sin mucha esperanza
Por Juan Fernando Hernández - Guatemala, 26 de julio de 2007
prosopis_2006@yahoo.com.mx

Me pareció muy atinado que varios columnistas como Vida de Paz resaltaran la ausencia de los candidatos presidenciales (o sus enviados) a la reunión convocada por la Coalición Ambiental hace algunos días. Ya somos muchos los que lamentamos esa ausencia. Ojalá podamos escucharlos en televisión cuando alguien les haga preguntas al respecto, porque si no, realmente tendremos muy poca información para emitir nuestro voto. Considero que vale la pena citar las palabras de esta destacada ambientalista quien establece que “no sabemos si no llegaron porque no saben qué decir, o porque no conocen suficiente del tema, o porque el tema ambiental no les importa”. Pero decir que a alguien no le importa el tema ambiental es decir que no le importa en absoluto su país. Veamos un ejemplo.

Viajo con mucha frecuencia a Atitlán pues no solamente me atrae el lugar por innumerables razones sino porque que cada vez aprendo más de mi país y me convenzo más de cuál debe ser nuestra lucha para conservar nuestros tesoros para el futuro. Sin embargo, cada vez que voy compruebo con tristeza que la degradación ambiental del lago y su entorno aumenta continuamente y amenaza con hacerse irreversible. Sé que existen diversas iniciativas para tratar de revertir esta tendencia. No obstante, no son suficientes y aún faltan por verse los resultados. Por ejemplo, conozco muchos argumentos por los cuales no han empezado a construirse la o las plantas de tratamiento de aguas servidas de Panajachel. Pero esto es absurdo. Tenemos que tener presente que nunca vamos a complacer a todo el mundo. Debe lograrse un consenso, pero jamás será posible que el 100% de los afectados esté completamente de acuerdo dónde, cómo y cuando deben construirse y quién debe encargarse de ello. Por tanto, debe acelerarse el proceso antes de que sea demasiado tarde, quede quien quede, en la alcaldía y en la presidencia. Entonces, a los candidatos les debería importar, porque seguro dicen que les importa el tursimo y las comunidades rurales, ambos pilares de Atitlán.

Si atribuimos el retraso a que, como dice Vida de Paz “Porque al no interesarse en el tema (ambiental), es como decir que el agua, mantos acuíferos, mantos verdes, la salud, la pobreza extrema, la hambruna o la desnutrición no les importan”. Hago mías estas atinadas palabras, pues veo con mucha pena que los candidatos nos llevan por muy mal camino. Por ejemplo: ¿quién le va a decir a un presidente cuál es el equilibrio entre la protección del ambiente y la inversión extranjera? Porque seguro que él no lo va a saber con certeza y necesitará asesores. ¿Y quienes van a ser esos asesores? Si pudiéramos esperar un presidente “atinado” éste se asesoraría bien y mantendría este delicado equilibrio. Pero me temo que esto es casi un sueño por lo que he escuchado hasta ahora de los candidatos. Realmente lo lamento, pero voy a vaticinar que la situación ambiental de aquí a cuatro años, cuando estén en plena campaña los candidatos a la presidencia del siguiente período, la situación va a ser peor, mucho peor. La cantidad de inundaciones, sequías, heladas que destruyen cosechas, contaminación de manantiales y desacuerdo entre comunidades habrá sido devastadora entre el 2008 y el 2012. La mayoría de la población estará en muy malas condiciones. Guatemala será más pobre. Ojalá me equivoque.

www.albedrio.org


Copyright © El credito de las contribuciones es única y exclusivamente de los autores. El contenido de las contribuciones no representan necesariamente la opinión de la revista; los autores son responsables directos del mismo.